¿Tu móvil Android va un poco lento? No te preocupes, en la medida en la que tiene unos meses de uso nos pasa a todos, y es que mientras usamos los smartphones, éstos van guardando todo tipo de información residual que no les sirve, que se acumula ocupando espacio de la memoria RAM, y que hace que a final de cuentas, se ralenticen. Sin embargo, no hay por qué desesperar, pues con algunos sencillos trucos como los que te vamos a enseñar a continuación, en poco tiempo conseguirás que tu Android, más allá del paso del tiempo, se vuelva un terminal mucho más rápido de lo que estás acostumbrado.

Consejos Android

¿Cómo logro acelerar mi teléfono Android?

  • Restauración de fábrica: sí, es cierto que se trata de la solución definitiva a los problemas de funcionamiento de los dispositivos Android, y que muchas personas la evitan por tener que hacer una copia de seguridad, y luego volver a instalar las aplicaciones, etc. Sin embargo, sobre todo los equipos que ya tienen algunos meses de uso, es mejor que se sometan a una restauración de fábrica cada un año, para de esa forma eliminar todos los archivos residuales que mencionábamos con anterioridad.
  • Aplicaciones de limpieza: claro que realizar el proceso anterior una vez por año no significa que no podamos darle una mano a nuestro Android para que corra mejor durante ese tiempo, y las aplicaciones pueden ser la solución. En este caso en especial hablamos específicamente de las aplicaciones de limpieza, que son perfectas para eliminar los archivos a modo de rastros que dejan otras, aunque a su vez también comen una buena cantidad de memoria RAM. Igual, te recomendamos que siempre tengas una instalada, y Clean Master es de las mejores.
  • Gestionar la memoria RAM: puede sonar un poco avanzado, pero lo cierto es que cualquiera de nosotros puede gestionar la memoria RAM de nuestro smartphone, utilizando una de esas aplicaciones task killer. Las mismas han sido desarrolladas para evitar los procesos en segundo plano que se comen la RAM, aunque a su vez podemos darles una mano, reiniciando una vez por día el aparato para que de alguna forma “se limpie” de esos residuos que le van quedando.
  • Limitar los procesos en segundo plano: muchas veces en Android nos sucede que creemos que estamos utilizando solo una aplicación, cuando en realidad en segundo plano hay muchas otras que se comen la RAM poco a poco. Para asegurarnos de que ello no suceda, bien tenemos la posibilidad de desactivar las animaciones del sistema, desde las Opciones de Desarrollo, aunque conviene que seamos cuidadosos al respecto.
  • Analizar el uso de antivirus: Android es el sistema operativo más buscado por los ciberdelincuentes de todo el mundo, y sin embargo, no muchas personas tienen un antivirus instalado en él. El problema es que quienes sí se han tomado esa molestia, no siempre se fijan en la parte mala de estas aplicaciones, y es que todo el tiempo se ejecutan en segundo plano haciendo nuestro terminal más lento.
  • Ojo con las aplicaciones pesadas: que sí, que a todos nos gusta tener Facebook, Messenger, WhatsApp, Twitter, Instagram, y cuanta aplicación popular nos sea entretenida, instalada en el Android. Sin embargo, eso puede ser un problema cuando tenemos un equipo con baja capacidad de RAM y ROM, pues rápidamente podemos llevarlo al colapso, y por ende, a un peor funcionamiento del esperado.
  • No uses el móvil cargándose: aunque a veces la urgencia nos termina ganando de mano, no podemos dejar de recomendarte que cuando el móvil se carga, aproveches tú también para desentenderte del mismo. En este sentido, lo cierto es que te aconsejamos que lo dejes descansar, pues se sobrecalentará, y su rendimiento a la postre será inferior.
  • Evita el sobrecalentamiento: y justamente este último elemento es nuestro siguiente punto, en la medida en la que el sobrecalentamiento del móvil nunca puede ser un síntoma de que algo bueno pase, sino todo lo contrario. Por eso te recomendamos que en la medida de lo posible no lo expongas al sol, no lo utilices mientras lo cargas a través del sistema de carga rápida, ni tampoco abras decenas de aplicaciones a la vez, aún cuando pueda hacer frente a ellas desde el rendimiento.
  • No lo uses cuando actualiza aplicaciones: si tienes muchas aplicaciones instaladas, también es normal que en tu Android encuentres de vez en cuando un enorme listado de aplicaciones que esperan ser actualizadas. Por eso mismo te aconsejamos, en este sentido, que solo lo utilices cuando actualiza aplicaciones, en caso de que estés conectado a una red WiFi, para no exprimir tu 3G o 4G LTE.
  • Mantener todo actualizado: el buen rendimiento de nuestro Android depende a su vez de que todo funcione como debería hacerlo. Y por eso, en la medida de lo posible, te recomendamos que siempre mantengas actualizados sus parches de seguridad mensuales, y cualquier otro elemento que así se te indique.
Artículo Recomendado
Rootea tu Samsung Galaxy S6 SM-G9200 en menos de 10 minutos con este tutorial

¿Qué otro consejo podrías darnos para que nuestro Android vaya más rápido?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here