Si quieres comprar un móvil de gama alta a día de hoy, probablemente las tres mejores opciones serán el iPhone X, el Google Pixel 2 XL y el Samsung Galaxy Note 8, o en su defecto, alguno de los Galaxy S8. Sin embargo, como solemos hablar de los terminales de la firma coreana y algunos usuarios simplemente no quieren uno de ellos, vamos a detenernos en los otros dos.

Lo cierto es que si eres de esos usuarios que priorizan ante todo la posibilidad de acceder a una versión de sistema operativo limpio, como lo que nos proporciona Apple con iOS, o Google de la mano de su Android puro, tienes que decidir entre estos teléfonos. Y aunque hay muchos elementos a considerar, vamos a enseñarte algunos motivos para comprar el iPhone X y no el Pixel 2 XL que deberías conocer.

¿Por qué comprar el iPhone X y no el Google Pixel 2?

Diseño

Básicamente, cuando uno paga lo que hay que pagar por estos dos móviles, aproximadamente 1.000 euros, lo primero que pretende es que cuando los demás lo vean, inmediatamente giren sus cabezas. Si quieres conseguir esa sensación, puedes estar seguro de que será mucho más fácil si llevas un iPhone X que un Google Pixel 2 XL, aunque no sea un feo móvil en absoluto.

Artículo Recomendado
Móvil Samsung no pasa del logo: ¿qué debemos hacer?

Lo que ocurre es que el iPhone X tiene un aprovechamiento mucho mejor del frontal del dispositivo, lo que permite que en un tamaño más reducido, tengamos la sensación de alcanzar una mejor pantalla. Si a eso le sumamos que el iPhone X está prácticamente desarrollado por completo en vidrio, y que el Pixel 2 XL posee aluminio, es evidente que el de Apple resulta mucho más vistoso.

Pantalla

Para el iPhone X, la gente de Apple decidió incluir de una vez por todas un panel OLED como muchos de nosotros le pedíamos, y en particular éste es uno de los que mejores puntuaciones ha obtenido en el mercado. Su pantalla cuenta con una resolución semejante a la del Pixel 2 XL, aunque la experiencia resulta superior en el iPhone X cuando ponemos ambos paneles uno frente al otro.

Por ejemplo, puede verse una enorme diferencia en lo que hace al brillo que la pantalla es capaz de ofrecer, teniendo en cuenta que el iPhone X puede generar hasta 634 nits, mientras que el Pixel 2 XL se queda en “apenas” 438 nits. Al tener una pantalla más brillante, la visualización que ofrece el iPhone X cuando inclinamos la pantalla hacia uno u otro lado, es mucho más precisa que la del Pixel 2 XL.

Artículo Recomendado
Los 5 mejores auriculares Bluetooth para el iPhone X

Rendimiento

Si bien la mayoría de los usuarios pueden sentirse satisfechos del rendimiento que cualquiera de estos terminales va a ofrecerles, no podemos perder de vista en ningún caso que el iPhone X lleva cierta ventaja sobre el Pixel 2 XL. Sucede, en este sentido, que el procesador A11 Bionic de la gente de Apple se ha mostrado muy superior a cualquiera de los últimos procesadores de equipos Android.

Por caso, podemos considerar algunas de las pruebas de rendimiento que se han realizado, donde pudimos ver que el iPhone X ha ofrecido en Geekbench un rendimiento de 10.357 puntos, que dejan casi en vergüenza los 6.282 puntos del Pixel 2 XL. Si quieres forzar tu smartphone al máximo, no tengas dudas de que deberás escoger el iPhone X antes que el Pixel 2 XL, porque es mucho más potente.

Aspectos generales

Mientras que el Pixel 2 XL sigue utilizando un sensor de huellas digitales tradicional, ya podemos ver que el Pixel X cuenta con un sensor biométrico de seguridad, el Face ID, que es capaz de reconocer nuestro rostro incluso en las circunstancias más disparatadas. Lo cierto es que estos detalles son los que hacen que el iPhone X se encuentre muy por encima del Pixel 2 XL en cuanto a tecnología.

Artículo Recomendado
Cómo hackear contraseñas WiFi en Android

Por otro lado, el iPhone X cuenta con un sistema de carga inalámbrica que se encuentra ausente del todo en el Pixel 2 XL. Aunque tenemos que criticarle a la californiana que no ha agregado el cargador compatible con la carga inalámbrica de fábrica, un verdadero espanto para un móvil de 1.000 euros, lo cierto es que al menos contamos con esta opción, que brilla por su ausencia en el Pixel 2 XL.

Diversión

Cuando vimos los animojis del iPhone X en la presentación de este dispositivos, muchos pensamos que eran realmente inútiles, que llamarían la atención apenas unas semanas, y que pronto nos olvidaríamos de ellos. Lo cierto es que la mayoría de los usuarios de momento siguen siendo encantados por estos animojis, y por eso estamos seguros de que son un factor diferencial al momento de la decisión.

¿Te quedas con el iPhone X o el Google Pixel 2 XL?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here