Saltar al contenido

Cómo acelerar un clon del Samsung Galaxy S5

24 marzo, 2017

Aunque es cierto que cuando pensamos en los principales smartphones que se venden en el mundo entero en los últimos años, muchos de ellos tienen clones o imitaciones que llegan sobre todo de China, lo cierto es que también es real que no todas ellas alcanzan el mismo nivel de popularidad. Cuando hablamos de clones, queda muy claro que al momento de analizar los principales de los últimos tiempos, destaca antes que nada el clon del Samsung Galaxy S5, y por eso en esta ocasión queremos detenernos en él.

Lo primero que tenemos que decir acerca del clon del Samsung Galaxy S5 es que si bien mantiene muchos de los aspectos estéticos que forman parte de este dispositivo móvil desarrollado por la firma coreana, luego nos encontramos también con que por otro lado, tiene una potencia mucho menor. Por decir en otras palabras, es posible que cualquier usuario que haya adquirido un clon del Samsung Galaxy S5 por su parecido estético, al cabo de un tiempo se encuentre con intenciones de poder cambiarlo por otro.

Hay que decir, en este sentido, que muchos de los lectores que tienen un clon del Samsung Galaxy S5 en su poder, nos han estado manifestando recientemente que su smartphone presenta problemas de ralentización y bajo rendimiento, motivos en su opinión más que suficientes para intentar mejorar su rendimiento. En este artículo entonces vamos a querer presentarle a todos nuestros seguidores, la información concreta para acelerar el funcionamiento del clon del Samsung Galaxy S5, aunque no seas un especialista en la materia.

Cómo acelerar el clon del Samsung Galaxy S5

Lo primero que podemos recomendarte si quieres mejorar el rendimiento del clon del Samsung Galaxy S5 es rootear el smartphone, y si bien es cierto que se trata de un paso a paso algo complicado, sobre todo para quienes nunca lo han realizado, tienes que saber que es la solución más concreta. Todo lo que tienes que hacer es seguir el siguiente tutorial, en el que hemos enseñado cómo realizar un Hard Reset al Galaxy S5 original, y de este modo, podrás rootear también tu clon del Samsung Galaxy S5 sin problemas.

Por otro lado, tienes que saber que existen algunas aplicaciones que podrás instalar en tu clon del Samsung Galaxy S5 que también son sumamente útiles para cuando se trata de poder mejorar su rendimiento, entre las que nosotros recomendamos Greenify, RAM Booster y Root Firewall Pro. A su vez, tampoco nos parece un detalle menor, en este tipo de situaciones, el hecho de que puedes desactivar las animaciones de tu clon del Samsung Galaxy S5, de forma rápida y sencilla. Todo lo que tienes que hacer es activar la Opciones de desarrollador, desde Ajustes, Acerca del dispositivo, y luego, presionando varias veces encima de número de compilación. Encontrarás tres opciones de animación, aunque tienes desactivarlas todas, en concreto “Escala de animación”, “Escala de animación de transición” y “Escala de duración del animador”.

Lo mejor del Samsung Galaxy S5

Comenzamos entonces con los puntos fuertes del Samsung Galaxy S5, por llamarlos de alguna forma, acerca de los que tenemos que decir que la cámara es uno de los principales, siendo capaz de grabar video en calidad 1080p a 60 fps gracias a su sensor principal de 16MP, el mejor del 2014. Además, el Samsung Galaxy S5 cuenta con un sensor de entrada de luz de última generación, que mejoraba de forma notable sus resultados frente a la competencia.

Por supuesto, imposible mencionar las ventajas del Samsung Galaxy S5 sin tener en cuenta la resistencia al agua y al polvo de este dispositivo, gracias a que cuenta con la certificación IP67, que corrobora que podemos exponerlo a situaciones de sumersión o resistencia al polvo sin que se dañe. Por supuesto, recomendamos no mantenerlo demasiado tiempo debajo del agua.

Lo usuarios del Samsung Galaxy S5 destacan como otro de los puntos fuertes de este dispositivo su batería, y al respecto tenemos que decir que posee una de 2800 mAh de muy buena autonomía. Por supuesto, alcanzaremos muchas horas de uso, tanto en reposo como en llamada o en un uso tradicional.

Por último, el Samsung Galaxy S5 fue uno de los primeros smartphones en contar con un escáner o sensor de huellas digitales, lo que significa que es un dispositivo mucho más seguro que aquellos que no disponen de estos avances tecnológicos tan interesantes.