Si bien se la menciona de muchas formas, una de las más comunes para referirnos a la dependencia que ciertas aplicaciones móviles generan en las personas se llama adicción, y no podemos dejar de hablar entonces de la ya famosa adicción a WhatsApp. Por eso, queremos enseñarte algunos elementos que consideramos que pueden serte de mucha utilidad para cuando quieras saber si realmente estás sufriendo de adicción a WhatsApp.

adiccion-whatsapp

¿Cómo detectar la adicción a WhatsApp?

La cantidad de grupos: una de las formas más sencillas de poder notar si estamos sufriendo adicción a WhatsApp tiene que ver con la cantidad de grupos de los que participemos, pues cuantos más sean más tiempo nos llevará prestarles atención. Además de eso, podrás notar que tu adicción a WhatsApp es más importante aún si eres administrador de varios de ellos, así que mucho cuidado con ir agregándolos poco a poco.

Un grupo por evento: de la misma manera, son muchos los que consideran que es posible detectar la adicción a WhatsApp teniendo en cuenta la enorme cantidad de grupos que podemos ir generando a medida que vamos teniendo eventos. Y si a eso le sumamos el estar pendientes de cada una de las cosas que suceden en todos ellos, podemos concluir que tu adicción a WhatsApp está en niveles realmente intensos a los que se les debe prestar atención.

Artículo Recomendado
Diferencias entre WhatsApp y WhatsApp Plus

Emoticonos por palabras: una manera de poder interpretar también la adicción a WhatsApp para muchos tiene que ver con los lenguajes que expresamos, y es decir que si estamos escribiendo más emoticonos que palabras, puede que ya tengamos una dependencia tal de esta aplicación de mensajería instantánea que ya ni siquiera necesitemos de las palabras, y llegados a ese punto puede que debamos alejarnos un poco del sistema.

El móvil a todas partes: si crees que estás sufriendo adicción a WhatsApp, es posible que puedas dictaminar correctamente cuál es tu problema observando el espacio que tu smartphone ocupa en tu vida, y al respecto, si le llevas o no a todas partes. En cualquier caso, nuestra recomendación es que intentes no estar chequeándolo todo el día, pues eso puede tener un efecto bastante molesto para con las demás personas a tu alrededor.

Ni vacaciones: la adicción a WhatsApp llega a su punto más preocupante cuando en ningún momento del día ya no, sino tampoco del año entero puedes tomarte el tiempo como para dejar el smartphone de lado y concentrarte en descansar. Si cumples con todos estos requisitos que hemos mencionado, puedes dar por hecho que estás sufriendo una adicción a WhatsApp, así que intenta comenzar a tratarla cuanto antes.

Artículo Recomendado
Cerrar Facebook de una persona fallecida

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here