Saltar al contenido

Administrador de dispositivos para un uso seguro del móvil en los niños

14 octubre, 2016

La tecnología está hoy en día presente en muchos aspectos de nuestras vidas y es frecuente que los niños tengan su primer móvil sobre los 11 años. Es cierto que estos dispositivos pueden ser de gran ayuda, pero también lo es que los padres se preocupan por el contenido al que sus hijos pueden tener acceso a través de móviles y tablets. Existen herramientas como el administrador de dispositivos que pueden hacer que el uso de dispositivos móviles por parte de los niños sean más seguros.

 

Administrador de dispositivos de Android

En los móviles de última generación esta opción ya viene activada. Se trata de una funcionalidad verdaderamente útil a través de la que se puede localizar el terminal, bloquear su contenido e incluso borrar los datos de forma remota.

Es común que los niños pierdan u olviden las cosas, por eso no es infrecuente que acaben perdiendo el móvil. Teniendo activado el administrador de dispositivos nos aseguramos de que vamos a poder tener acceso remoto al móvil y poder borrar lo que hay en él en caso de que se pierda.

Lo mejor en estos casos es comprobar que esta funcionalidad está habilitada, para ello vamos a Ajustes > Seguridad > Administrador de Dispositivos.

administrador-de-dispositivos

Instalar control parental de Google

Con esta opción lo que se consigue es restringir el tipo de contenido que se puede descargar en el dispositivo desde la Play Store, pudiendo limitar también las compras en la tienda oficial de aplicaciones de Google.

Para activar el control parental hay que ir a la sección de ajustes de la Play Store. El terminal pedirá un PIN que será el que se solicite al usuario cada vez que quiera descargar una aplicación que esté fuera de los parámetros del control parental establecido.

 

Usar aplicaciones específicas para niños

En la Play Store podemos encontrar una amplia variedad de aplicaciones que hacen que el uso de móviles por parte de los niños sea más seguro. Un buen ejemplo de ello son los navegadores que incluyen filtros de contenidos o que restringen el acceso a determinadas webs.

administrador-de-dispositivos

Restringir aplicaciones mediante el uso de huellas dactilares

En caso de que el móvil del niño tenga un sensor de huella dactilar, se puede limitar el acceso a ciertas aplicaciones estableciendo que las mismas únicamente se abran con el uso de la huella dactilar de la madre o el padre.

Con estas sencillas herramientas podemos conseguir que el uso de móviles o tablets por parte de los menores, cuando no hay una supervisión directa de un adulto, sea mucho más seguro. En cualquier caso, teniendo en cuenta que se trata de niños, no está de más establecer unas reglas de uso del teléfono e incluso definir horarios de uso.

Los expertos aconsejan que los menores de 12 años no pasen más de dos horas con el móvil. Además, el uso del teléfono debería limitarse únicamente a cosas necesarias.

En el caso de los más pequeños, si usan el teléfono como forma de ocio, es recomendable que usen aplicaciones especialmente pensadas para ellos, como ocurre con YouTube Kids.