Saltar al contenido

Aprende a rootear Google Pixel con Oreo 8.0 en pocos pasos y muy rápido

10 octubre, 2017

Los dispositivos Google Pixel nos han dejado sorprendidos, no se puede negar la gran calidad de los mismos y después de todo, vienen con la firma de Google, lo que garantiza justamente que la calidad sea espectacular.

Y es más que evidente que uno de los primeros dispositivos que recibirían Android Oreo 8.0 iban a ser justamente los Google Pixel. Por lo que en caso de que quieras aprender cómo rootear tu Google Pixel ya sea el común o el XL con Android Oreo 8.0. En este artículo de una manera muy sencilla aprenderás a hacerlo.

Paso a paso: Requisitos

Lo primero que vas a tener que hacer es contar con el bootloader desbloqueado evidentemente, pero también deberás tener una copia de seguridad por las dudas.

Además, es fundamental que tengas un 80% de la batería del dispositivo antes de continuar, para evitar cualquier clase de problema relacionado a la energía en medio del proceso.

Descarga en tu ordenador TWRP Recovery y también SuperSU. Luego de descargarlos tendrás que mover estos a la memoria interna de tu dispositivo móvil.

Comenzando a rootear Google Pixel con Oreo 8.0

Ahora vamos a comenzar con el proceso en cuestión, primero que nada, deberías instalar TWRP Recovery en el dispositivo, en este tutorial que te dejo aquí mismo podrás aprender rápidamente cómo instalar TWRP Recovery en Google Pixel.

Una vez instalado TWRP Recovery en tu Google Pixel, lo que vas a tener que hacer es reiniciar el modo en modo Recovery.

Ahora cuando ya te encuentres en modo Recovery, simplemente tendrás que buscar el botón que dice “Install” el cual se encuentra al principio y presionar sobre él.

Busca el archivo SuperSU.zip que pasaste con anterioridad a la memoria del teléfono y una vez lo encuentres selecciona el mismo, si te fijas abajo dirá algo como “Swipe to confirm flash”, que sería lo mismo que “Deslizar para confirmar flash” así que desliza y espera a que se complete el proceso de instalación. Puede demorar un poco así que deberías tener paciencia.

Una vez terminado simplemente vuelve para encontrar la opción de Reboot, reinicia el móvil desde esa misma opción y tendrás que esperar un poco, así que nuevamente entra en “modo paciencia”.

Como veras no es para nada complicado rootear tu Google Pixel con Android Oreo 8.0. Es cuestión de tomarse unos pocos minutos y tendrás acceso root al mismo, cualquier duda que tengas como siempre, déjala más abajo en la caja de comentarios.