Si estás por comprar un nuevo smartphone, seguramente habrás visto que entre las características de muchos de ellos, la mayoría ahora mismo, se encuentran los distintos sistemas de carga rápida que han sido desarrollados por cada uno de los fabricantes de móviles o baterías del segmento. Lo cierto es que prácticamente ya todos los terminales móviles cuentan con sistemas de carga rápida, y por eso conviene conocer cuáles son las diferencias entre ellos, o qué detalles debemos considerar para escoger uno sobre otro, etc.

Primero que nada, queríamos mencionar algunos buenos ejemplos de carga rápida, considerando que tenemos opciones como por ejemplo lo que ha hecho Qualcomm con su Quick Charge, o también Samsung y su Adaptative Fast Charge. Pero hay otros ejemplos como Huawei con Supercharge, incluso OnePlus con Dash. Lo cierto es que si quieres conocer todos los detalles acerca de los sistemas de carga rápida que integran los móviles en la actualidad, en este artículo encontrarás muchísima información al respecto.

Artículo Recomendado
Android 6.0… Ventajas y desventajas de esta versión del sistema operativo de Google

Todo lo que necesitas saber sobre el Power Delivery

Bien, comenzamos entonces con los primeros detalles, y tenemos que decir que existen antes que nada los cargadores rápidos, y es que tenemos los SmartCharger. Básicamente, éstos han sido desarrollados de modo tal que pueden distribuir las cargas necesarias entre tensión, voltaje y direccionamiento de forma personalizable para cada dispositivo, lo que otorga un mejor tratamiento a las baterías, prolongando la vida útil de las mismas. Se trata de un sistema de carga inteligente, como su nombre bien lo indica.

Por otro lado, existe el ya famoso estándar Power Delivery para el conector USB-C o USB 3.0, que conseguirá que tu dispositivo se transforme en uno mucho más interesante. La ventaja de esta nueva generación de USB tiene que ver directamente con que ofrecen compatibilidad universal. Siempre y cuando todos nuestros terminales tengan soporte para ello, podremos cargar todos nuestros dispositivos sin daño alguno sobre su funcionamiento. Evidentemente, se trata de una excelente noticia.

Probablemente uno de los ejemplos más acabados de carga rápida sea el de Qualcomm con su Quick Charge, teniendo en cuenta que se trata de la firma que desarrolla los procesadores de buena parte de los smartphone de gama alta que conocemos en la actualidad. La compañía ha señalado que sus sistemas de carga rápida consiguen regular mejor la tensión y el voltaje, y estamos seguros de que se trata de una de las grandes referencias del segmento.

Artículo Recomendado
Cómo rootear un Asus Zenfone 2

Pero como decíamos al comienzo, Samsung y Huawei están acoplándose también, a su ritmo, a los sistemas de carga rápida o carga inteligente, con sus tecnologías Adaptive Fast Charge y Supercharge respectivamente. Incluso, y a diferencia de lo que ocurre con OnePlus, ellos sí ofrecen cargadores de sobremesa compatibles con Power Delivery. En cualquier caso, está claro que venimos siendo testigos de un gran avance en carga rápida, y toda duda que tengas al respecto, no deberías dejar de consultarnos.

¿Qué otras dudas tienes acerca de los sistemas de carga rápida?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here