Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Cómo funcionan los simuladores de hipoteca

Un simulador de hipotecas es un tipo especial de herramienta de cálculo diseñada para calcular el costo de las cuotas de una hipoteca. Incluye diferentes parámetros para mostrar de forma sencilla los tipos de interés, amortizaciones y capitales de un préstamo hipotecario que se solicita para comprar una vivienda.

simulador-hipotecas

Cuando usamos un simulador hipoteca podemos tener un mejor control acerca de nuestros gastos, sabiendo de antemano cuánto dinero tendremos que gastar y gestionando cada situación para pedir un préstamo en el banco que más convenga y en el momento justo. Al ser diferentes variables las que hay que tomar en cuenta, puede que un determinado momento del año o de la economía sea más accesible en un banco que en otro.

Dependiendo el tipo de simulador de hipoteca, encontraremos distintas variables para introducir. También hay simuladores de hipotecas diseñados por los bancos. El simulador hipoteca BBVA, simulador hipoteca La Caixa y simulador hipoteca Santander, entre otros. Es importante comparar los datos en todos los simuladores posibles, de esta forma tendrás una idea amplia acerca de las posibilidades que tienes antes de obtener tu propio préstamos hipotecario.

Variables en los simuladores de hipoteca

Dependiendo la complejidad de la herramienta, puedes encontrar un simulador de hipoteca que incluya parámetros de cálculo como:

  • Importe solicitado (se suele considerar un porcentaje del costo total de la vivienda)
  • Duración del préstamo (cantidad de años en las que vamos a devolver el préstamo)
  • Cuota mensual (importe a pagar con intereses a partir de la firma del contrato)
  • Valor de la vivienda (en moneda de curso legal del país en donde se hace la transacción)
  • Tipo de interés (especificación del tipo de interés aplicado al préstamo)

Simulador hipoteca complejo o sencillo

Cuando intentamos conocer más detalles acerca de un préstamo hipotecario utilizamos herramientas específicas. Sin embargo, existe simuladores de hipoteca más sencillos y otros más complejos. La diferencia radica en el número de variables y cálculos que realiza cada software.

En un simulador de hipotecas sencillo podemos hacer cambios en el plazo o la duración de la hipoteca para visualizar aumentos o disminuciones en la cuota mensual. Así podremos adaptar nuestro préstamo hipotecario a los ingresos que tenemos en nuestra familia. Este tipo de simuladores tienden a trabajar con una tasa de interés fijo. Por otra parte, no hay muchas entidades financieras que otorguen préstamos cuando la cuota de una hipoteca supera el 30% de los ingresos familiares, así que tenlo muy en cuenta para planificar tu hipoteca.

En el caso de un simulador hipotecas complejo, encontraremos un mayor número de datos y variables para modificar. Este tipo de simuladores son más completos, pero a su vez presentan una mayor dificultad porque hay parámetros que puede que no conozcamos. Pueden calcular diferencial de los bancos, presentar gráficos con la evolución temporal de los intereses, incluir los gastos de firma de hipoteca, cuadros de amortización y más.

A la hora de empezar a pensar en un préstamo hipotecario, un simulador de hipotecas puede ayudarte a tener una idea clara y concisa acerca de los gastos que tendremos que ir solventando. Puedes pedir ayuda a un contador o experto en finanzas para sacarle aún mayor provecho a los simuladores.

Comentarios
Deja un comentario