Seguro que en alguna estantería de vuestra casa hay un cubo de Rubik, terminado o sin terminar. Las ventas mundiales de este puzzle en tres dimensiones se cuentan por millones desde que llegara al mercado en 1974.

El cubo de Rubik es un rompecabezas tridimensional inventado por Erno Rubik. Cada una de las seis caras del cubo se compone de nueve pequeños cuadrados de diferentes colores (blanco, rojo, azul, naranja, verde y amarillo). A través de un mecanismo de ejes las diferentes partes del cubo giran de forma independiente, dando lugar a nuevas mezclas de colores. El objetivo no es otro que conseguir que cada una de las caras del cubo esté de un único color.

Con el paso del tiempo han aparecido una gran multitud de variantes del cubo que llegan incluso a las trece capas, existen diseños incluso de 28 capas, que nunca han llegado a comercializarse.

El cubo de Rubik ha sido para muchos el juego de su infancia, aunque las generaciones actuales optan otro tipo de entretenimientos como el huevo de dinosaurio que crece en el agua

Todo el mundo ha jugado alguna vez a este rompecabezas y a pesar de su larga historia todavía hay cosas que no sabemos de él.

cubo de rubik

Su creador no sabía resolverlo

Hoy en día hay competiciones a nivel mundial para ver quien resuelve más rápido el cubo e incluso los que somos menos mañosos podemos aprender a resolverlo con vídeos de Youtube y un poco de paciencia. Sin embargo, cuando Enro Rubik creó su famoso cubo en 1974 tardó casi un mes en poder resolverlo.

Trillones de combinaciones

El sistema de giro de los ejes del cubo de Rubik hace que éste tenga más de 43 trillones de combinaciones diferentes. Con semejante proporción no es de extrañar que cuando no se podía recurrir a Internet en busca de la solución la gente se pasara meses y meses dándole vueltas al cubo.

El juguete más vendido del mundo

No es exagerado afirmar que prácticamente todo el mundo tiene un cubo de Rubik en su casa. De hecho, a lo largo de su historia se han vendido más de 350 millones de unidades.

El método Fridrich

Este puzzle tiene diferentes formas de resolverlo, la más popular es el método Fridrich, que es el que usa casi todo el mundo que sabe resolverlo. Sin embargo existen métodos más rápidos de resolución como el sistema Petrus o el método de Gilles Roux.

cubo rubik

Reduciendo tiempos

Hoy en día hay personas capaces de resolver el cubo en unos seis segundos. El primer ganador de un concurso mundial de resolver el cubo de Rubik (en 1982) lo hizo en 22,95 segundos, un tiempo que hoy en día se considera demasiado lento.

El récord de velocidad en la resolución de este puzzle está actualmente en 4,90 segundos y lo tiene Lucas Etter.

Hoy en día existen diferentes concursos e incluso una World Cube Association en cuyos campeonatos se puede resolver el cubo en diferentes modalidades: con los ojos vendados, con una sola mano, con los pies e incluso con el menor número de movimientos posibles.

Y vosotros ¿habéis conseguido resolver este puzzle? ¿Cuánto tardáis?

Artículo Recomendado
Hacer que los Juegos Corran Mejor en un Samsung Galaxy S4

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here