Saltar al contenido

¿Cuánto cuesta realmente fabricar un iPhone X? Te sorprenderás

16 septiembre, 2017

Hace apenas unos días, la gente de Apple presentó oficialmente los nuevos iPhone 8, iPhone 8 Plus y iPhone X, que por supuesto ha sido el terminal que se ha terminado llevando todos los flashes de los medios. Lo cierto es que más allá de sus prestaciones, que oportunamente hemos analizado, el iPhone X destaca al mismo tiempo por ser el iPhone más caro de la historia, al menos de momento.

Ya hemos sabido que su precio mínimo será de 999 dólares, y si quieres alguna de las versiones de mayor capacidad de almacenamiento en España, podrías terminar pagando hasta cerca de 1.400 euros, una auténtica locura. En cualquier caso, muchas veces cuando vemos los costes de estos dispositivos, nos terminamos preguntando qué los vuelve tan caros, y eso queremos analizar.

Lo primero que tienes que tener en consideración en estos casos es que una cosa es el coste de producción de cada uno de los smartphones, y otra muy distinta tiene que ver con el precio que se le pone luego en las tiendas. Al ser el iPhone más caro de todos los tiempos, esta tendencia se pronuncia en el iPhone X, y hoy vamos a enseñarte cuánto cuesta producirlo… y cuánto comprarlo.

El precio del iPhone X y otros detalles a considerar

Lo primero que tenemos que decir es que acorde a lo que podemos ver luego en las tiendas, el iPhone X también es el teléfono más costoso de Apple en lo que refiere a la línea de producción de la compañía. Nos encontramos de este modo con que producirlo, a final de cuentas, está en torno de los 410 dólares por unidad, lo que puede sonar poco, pero es bastante comparado con otros terminales de la californiana.

En efecto, si bien podemos observar que partimos de una cifra relativamente baja, nos encontramos luego con que a ella, para alcanzar el precio final, tenemos que sumarle costes fijos, como los de producción y distribución. Y también está todo el marketing encima de cada uno de estos dispositivos, y los impuestos que tienen que pagar, además de las patentes.

Una vez que agregamos todos estos costes que ojalá no estuviese allí, nos encontramos con que esos menos de 400 euros de fabricación, han pasado a ser de alrededor de 1.149 euros cuando el iPhone X, en su versión de 64 GB y que tampoco es la más costosa, llega a las tiendas. Como puedes ver, existe una proporción de casi 3 a 1 en cualquier iPhone, y en el iPhone X, eso es más notorio que nunca.

Y tú, ¿Serás uno de los usuarios que compre el nuevo iPhone X?