Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Datos curiosos sobre la Torre Eiffel

La Torre Eiffel es uno de los monumentos más fácilmente reconocibles a nivel mundial y desde luego es uno de los edificios más importantes de Francia. Cada año miles de personas hacen fila para ver más de cerca esta torre, pero aunque todos/as la conozcamos, siempre hay algo más que podemos aprender sobre ella.

La historia

La Torre Eiffel se construyó entre 1887 y 1889 con motivo de la celebración en París de la Exposición Universal. Este complejo ejercicio de arquitectura con metal quería ser una demostración al mundo del poderío industrial que Francia tenía en aquel momento.

La Torre recibe su nombre del ingeniero encargado de su diseño, Gustave Eiffel, aunque para ser justos hay que reconocer que tanto Maurice Koechlin como Emile Nouguier tuvieron gran parte de “culpa” de que la torre sea como la conocemos.

Hoy en día la Torre Eiffel es un orgullo para los parisinos, pero no siempre fue así. De hecho, cuando el monumento comenzó a construirse los habitantes de la ciudad no estaban nada a favor de ese conjunto de hierro y metal que empezaba a tomar forma. Más de 300 intelectuales entre escritores, artistas y arquitectos enviaron sus cartas al gobierno pidiendo que se paralizara la construcción de la que llegaron a llamar la Torre Ridiculez.

torre eiffel

A pesar de las quejas, la obra continuó y la Torre fue finalizada a tiempo, convirtiéndose rápidamente en todo un éxito. Durante la Exposición Universal hasta dos millones de personas llegaron a visitar la Torre y ello a pesar de que durante las primeras semanas los ascensores no funcionaban.

La Torre Eiffel resultó ser una gran atractivo para la muchedumbre, pero finalizada la Exposición Universal y con ella la novedad de la Torre, el público visitante comenzó a decaer. Se tomaron diversas medidas para intentar atraer de nuevo a los visitantes, como bajar el precio de la entrada, pero no funcionaron.

En 1900 París vuelve a ser sede de la Exposición Universal y el número de interesados en visitar la Torre vuelve a crecer, pero la expectación no es ni mucho menos tan importante como en 1889.

La pérdida de interés en la Torre hizo prever que la misma sería desmontada en 1909, cuando acabara el plazo de concesión. Motivo por el que Eiffel intentó buscar un uso más científico para la torre, utilizándola como centro de observación metereológica e incluso para instalar una antena de radio, lo que permitió al monumento aguantar en pie y no ser desmontado.

En la década de los ’60 del siglo pasado el turismo internacional comienza a crecer y el número de visitantes a la Torre crece cada año, aumentando su popularidad a nivel mundial. En 2002 más de 200 millones de personas habían visitado esta Torre.

Algunas curiosidades

turismo en la torre eiffel

La Torre tenía en su origen una altura de 300 metros, lo que le permitió ser el edificio más grande del mundo hasta que se construyó el edifico Chrysler de Nueva York en 1930. Hoy en día la Torre llega hasta los 324 metros de altura gracias a la antena que hay en su cúspide.

La luz solar tiene un importante efecto sobre la Torre, a ciertas horas del día la vuelve hasta seis pulgadas más alta. La luz eléctrica también es muy importante en la Torre, sus 5.000.000.000 de bombillas consiguen crear todo tipo de efectos una vez que el sol ha caído.

La Torre tienen un total de 108 pisos y el ascensor que discurre por ella recorre cada año hasta 103.000 kilómetros.

Si quieres saber más sobre edificios míticos, no te pierdas nuestro artículo sobre cómo se hicieron las pirámides.

More from my site

Comentarios
Deja un comentario