La tecnología se mete en cada parte de nuestras vidas, a veces más felizmente que otras, pero si hay algo innegable es la cantidad de avances en materia de medicina que han ido apareciendo en los últimos años a partir de diferentes estudios e investigaciones. Por eso no queríamos dejar de mencionar, en esta ocasión, lo que tiene que ver directamente con lo que podría ser la aparición de un invento que cambie para siempre la forma en la que curamos nuestras heridas, a partir de un “pegamento de proteínas” en el que se encuentran trabajando expertos asiáticos.

Pegamento de proteínas

¿De qué se trata el pegamento de proteínas?

Como decíamos entonces, especialistas de la Pohang University of Science and Technology (POSTECH) de Corea del Sur, han anunciado de forma reciente interesantes aances en lo que tiene que ver con una especie de pegamento de proteínas que han realizado, el que tiene especialmente interés a partir de que permite que las heridas se cierren de forma mucho más rápida de lo que estamos acostumbrados, en menos de un minuto aquellas muy pequeñas para ser un poco más concretos.

Artículo Recomendado
Amazon presenta sus nuevos drones para entregar productos que compres online

Este desarrollo, basado ni más ni menos que en el accionar de las proteínas de los mejillones, tiene como fin principal evitar la pérdida de sangre y dolencias que pueden ocasionar las heridas cuando están abiertas por demasiado tiempo. Y luego, en caso de funcionar estas primeras pruebas, hasta se especula con que se podría llegar a salvar la vida de las personas que agonizan por hemorragias en casos de heridas demasiado profundas, o incluso que comprometan distintos órganos internos del cuerpo humano.

Esta solución, que podemos definir entonces como un pegamento de proteínas, tiene el nombre científico de LAMBA, y según sus desarrolladores, es un invento revolucionario en tanto y en cuanto sella heridas con una velocidad asombrosa. Además, el sistema funciona incluso cuando la piel se encuentra mojada, por lo que no perdemos nada de tiempo en cerrar las heridas sangrantes dejando de lado tanto las cicatrices como las inflamaciones tan comunes en estos casos, de la misma manera que sucede cuando los mejillones intentan reparar sus conchas debajo del agua, a partir de sus beneficios.

Artículo Recomendado
Cómo mejorar el diseño del iPhone 7

Si con el paso del tiempo finalmente LAMBA se introduce en los mercados internacionales, no tenemos dudas de que será una respuesta mucho más efectiva a los puntos o las grapas que a día de hoy utilizan aún los médicos. El problema de estos dos sistemas recién mencionados es que son mucho más invasivos, algo que no sucede con el pegamento de proteínas, así que ahí hay otro motivo para que se invierta en él.

El Dr. Cha, uno de los especialistas detrás de este desarrollo, ha señalado a los medios de prensa que “este bioadhesivo abre numerosas puertas para la práctica médica, que van desde el bloqueo de fugas de aire y cierres sin sutura de heridas en órganos delicados o tejidos fuera del alcance de los cirujanos, entre otras muchas posibilidades”, así que no queda más que esperar a que se avance en las investigaciones sobre él para conocer sus beneficios totales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here