Saltar al contenido

¿Cómo evitar que se empañen las Samsung Gear VR?

18 julio, 2016

Aunque está claro que las Samsung Gear VR no son gafas tradicionales ni mucho menos, lo cierto es que en su aspecto más básico siguen siendo gafas, y eso conlleva algunos problemas que afectan a estos aparatos siempre. Lo cierto es que más allá de todo tipo de trucos para las Samsung Gear VR que podamos enseñarte, queríamos hoy hablar de uno bastante sencillo, el cómo poder evitar que se empañen las Samsung Gear VR.

En efecto, son muchos los usuarios que ahora mismo ya poseen sus Samsung Gear VR y que comentan en los foros y las redes sociales que la experiencia es por demás interesantes, aunque no dejan de señalar este detalle. Incluso, no son pocos los que han aprovechado la adquisición de un Galaxy S7 para agregarle unas Samsung Gear VR por un precio de apenas 50 euros incluyendo el pack de contenidos adicionales.

Por supuesto, sabemos que la explicación acerca de por qué se empañan las Samsung Gear VR es bastante sencilla, en la medida en la que todo tiene que ver básicamente con que cuando nuestra cara está caliente por un lado, y las gafas frías por el otro, la humedad se condensa, produciendo que sus lentes se empañen, algo que suele ser bastante molesto porque lastra la utilidad de las Samsung Gear VR.

Más allá de eso, no hay que ser un científico para saber que este tutorial puede resultar mucho más interesante en los meses de invierno, cuando las temperaturas más frías generan que las Samsung Gear VR se empañen más habitualmente. En verano es posible que en algún momento te pase eso, pero sólo tienes que tener un poco de paciencia y esperar, pues en apenas un rato la temperatura se acomoda y el problema desparece.

Samsung Gear VR trucos

¿Cómo evitar que las Samsung Gear VR se empañen?

Dejando de lado la indicación obvia que es la de retirarnos las Samsung Gear VR cada cinco o diez minutos para limpiarlas, tenemos que decir que existen algunos otros trucos que sirven para que las Samsung Gear VR no se empañen. Entre ellos podemos destacar por ejemplo el colocar tres tubitos de goma por dentro de la espuma, lo que logrará que la condensación salga directamente por esos tubitos.

No es algo demasiado sencillo, claro está, porque debemos colocar los tubitos entre el velcro y el protector de espuma de la cara, recortando en la parte frontal del gadget la misma medida que el ancho de la espuma, para evitar que el frío a su vez entre. Pero si este truco no te da resultado, también podrás utilizar filtros protectores, que permiten que las gafas se empañen mucho menos, y que apenas si afectan la experiencia del usuario.