Saltar al contenido

Galaxy S6 Edge, S6 Edge+ y Note 5: Android 6.0 Marshmallow antes del 2016

3 diciembre, 2015

Google se encuentra por estos días muy expectante de poder liberar las primeras actualizaciones de Android 6.0 Marshmallow para los dispositivos que no le pertenecen a ella misma como el Nexus 5X o el Nexus 6P. Entre ellos, por supuesto, sabemos que una enorme legión de fanáticos disponen de móviles de Samsung, como por ejemplo el Galaxy S6, el Galaxy S6 Edge, el Galaxy S6 Edge+ y el Galaxy Note 5, que podrían formar parte todos ellos, o todos menos el primero, del primer pelotón de actualización de la coreana a la versión más reciente del sistema operativo del buscador.

Galaxy S6 Edge, S6 Edge+ y Note 5

El Galaxy S6 Edge lidera la llegada de Marshmallow a Samsung

Como decíamos, si nos guiamos por las últimas informaciones, podemos destacar que serán el Galaxy S6 Edge, el Galaxy S6 Edge+ y el Galaxy Note 5 los tres primeros dispositivos de Samsung en recibir la actualización a Android 6.0 Marshmallow. Por supuesto, como Google ha mencionado en su momento, se trata de los que a día de hoy corren Android 5.1 Lollipop, y es que prácticamente todos los equipos a nivel mundial deberán pasar por esa versión antes de gozar finalmente de Marshmallow.

Si tenemos en cuenta las críticas que suele recibir Samsung por sus actualizaciones que en más de una ocasión se han retrasado a pesar de lo que se esperaba, lo cierto es que esta vez la coreana parece estar realizando un esfuerzo mayor del habitual por dejar contentos a sus usuarios, al menos los de estos tres equipos, que podrían tener como regalo de Navidad, adelantado incluso en algún caso, su actualización a Marshmallow.

Por fuera de estos equipos hasta aquí mencionados, hay que hablar luego de casos emblemáticos como el Galaxy S6 -si no forma parte del primer pelotón-, junto con el Galaxy S5 y el Note 4, que más allá de otros son los tres más famosos que actualizarían a Android 6.0 Marshmallow durante el primer trimestre del 2016, siendo en sus casos un hecho confirmado que recibirán la más reciente versión de Android.

Sin embargo, eso no pasa cuando hablamos de otros equipos de la coreana un poco más antiguos, como en los casos del Galaxy S4 o el Note 3, que si bien siguen rindiendo muy bien incluso en estos días, parecen formar parte del plan de descarte habitual de Samsung, acerca del que no podemos dejar de señalar que nos parece algo cruel, pues hasta esa generación sí debería recibir Android 6.0 Marshmallow, y más aún si lo hacen otro equipos mucho menores como el Moto G de primera generación.