Siempre decimos que los dispositivos móviles de HTC son realmente muy valorados en España, casi como en ninguna otra parte del mundo, y por eso desde que el HTC One M7 hiciera su aparición en este mercado, muchísimos usuarios se han ido con ellos, incluso algunos manteniéndose dentro de la firma para optar con el paso del tiempo por el HTC One M8, y más aquí aún, por el HTC One M9.

HTC One M9

¿En qué se diferencia el HTC One M9 de los anteriores?

Lo cierto es que como podemos comprender, mucho ha cambiado desde la aparición en el mercado de aquel HTC One M7 hasta el actual HTC One M9, y es por eso que a continuación queremos realizar un repaso acerca de las principales modificaciones que la taiwanesa fue realizando sobre sus buques insignia, para comprender un poco la evolución de ellos, y por qué no, qué podemos esperar en el futuro.

Pantalla y aspecto visual

Comenzando por lo primero que salta a la vista, el diseño y el tamaño de la pantalla, podemos recordar antes que nada que el HTC One M7 contaba con una pequeña pantalla de tipo Super LCD3 de un tamaño de apenas 4,7 pulgadas, aunque con una muy buena resolución Full HD que alcanzaba los 469 ppi. A eso agregaba luego unas dimensiones de 144,6×69,7×9,6 milímetros, y un peso de 157 gramos.

Artículo Recomendado
Especificaciones del Nexus 9 ¿Vale la pena?

Si nos venimos para aquí con el HTC One M8, podremos darnos cuenta de que ese peso había aumentado ligeramente hasta los 160 gramos, debido a unas dimensiones que ahora eran de 146,4×70,6×9,4 milímetros. La pantalla era por supuesto más grande, alcanzando las 5 pulgadas, aunque al mantenerse la resolución Full HD que decíamos, la densidad de píxeles se rebajaba un poco y quedaba en los 441 ppi.

Y luego llegó el HTC One M9 que tiene unas dimensiones de 144,6×69,7×9,6 milímetros sobre un peso de 157 gramos que como vemos ha sido rebajado. Y claro, incluso cuando muchos usuarios esperaban que el HTC One M9 innovara en materia de su pantalla, bien aumentando su tamaño o mejorando su resolución -o por qué no ambas- finalmente la taiwanesa decidió que todo siga como en la generación anterior.

El hardware

El hardware es uno de los aspectos en los que el HTC One M9 más se diferencia de sus antecesores, y es que volviendo al pasado podemos recordar que el M7 se servía de un Qualcomm Snapdragon 600 de cuatro núcleos a una frecuencia de 1,7 Ghz, con una GPU Adreno 320 y acompañado de 2 GB de memoria RAM, y 32/64 GB de capacidad de almacenamiento interno.

Artículo Recomendado
Cómo liberar mi Samsung Galaxy

Luego el HTC One M8 ya dio un salto al presentarnos un interior que si bien repetía las memorias ROM más bien limitadas de 16/32 GB, permitía expandirlas hasta los 128 GB. Más allá de eso, disponía de un procesador Snapdragon 801 también de Qualcomm, que se conseguía en dos variantes de potencia, aunque a Europa llegó la menor de ellas, con cuatro núcleos a 2,3 Ghz y una GPU Adreno 330.

Llegados al HTC One M9 nos encontramos con que por fin se ha producido el salto a los 3 GB de memoria RAM con una única variante de capacidad de almacenamiento interno de 32 GB, aunque de nuevo ampliable a los 128 GB. Además de una GPU Adreno 430, las principales diferencias estuvieron dadas por la incorporación del procesador Qualcomm Snapdragon 810, que destaca por sus ocho núcleos, cuatro de ellos a 2 Ghz, y los otros cuatro, a 1,5 Ghz.

La cámara fotográfica y la batería

Remarcados los dos últimos aspectos que queremos tener en cuenta, nos encontramos antes que nada viendo la cámara fotográfica del HTC One M7, de la que debemos decir que poseía una resolución de apenas 4MP, pero con resultados realmente atractivos gracias a sus muchas funciones incorporadas, como el sistema de estabilización óptico de imagen, o su muy buena apertura, sin perder de vista su cámara de selfies de 2,1MP. Su batería era entonces de unos 2300 mAh.

Artículo Recomendado
HTC One M10 vs Samsung Galaxy Note 5: ¿cuál es superior?

Luego el HTC One M8 avanzó en este aspecto solo en cuanto a la cámara frontal, la que se utiliza normalmente para las autofotos, dejando la principal o trasera con las mismas características que en su antecesor. Luego, su batería mejoró hasta alcanzar los 2600 mAh.

Si nos fijamos finalmente en el HTC One M9, hallaremos que su cámara dio un increíble salto hasta alcanzar los 20MP sin dejar de lado muchas de sus nuevas funciones, mientras que al mismo tiempo la compañía paso esa buena cámara de 4MP con elementos añadidos a la parte frontal del dispositivo, para las selfies. Finalmente, la capacidad de su batería se incrementó hasta los 2840 mAh.

Vista la evolución de los buques insignia de HTC hasta el actual HTC One M9 ¿Crees que la compañía taiwanesa ha mejorado lo suficiente? ¿Qué avances esperas tú que veamos cuando salga a la venta en los próximos meses el HTC One M10?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here