Seguro que te ha pasado alguna vez de despertarte, recordar que la noche anterior has tomado una copa de vino o dos, y comenzar a sentir que la culpa llega hasta el punto más recóndito de tu mente para hacerte ir al gimnasio casi obligado a quemar esas calorías. Y sin embargo, puede que tal vez tomarse una copa de vino en la cena o luego de ella no sea mala idea, en razón de un nuevo estudio que ha determinado que, para ser más concretos, tomar una copa de vino equivale exactamente a entrenar durante una hora. Y no hablamos de que se necesita entrenar una hora para quemar las calorías de esta bebida, sino directamente que sus beneficios son los mismos, así que vamos a analizarlos.

Vino ejercicio físico entrenamiento

El vino podría ser más beneficioso de lo que se cree

Como decíamos entonces, nos encontramos a estas alturas con que un estudio realizado por la Universidad de Alberta (Canadá), indica que tomar una copa de vino produce el mismo efecto sobre el organismo que una hora de entrenamiento aeróbico. Lo que sucede es que al parecer el vino cuenta con un compuesto, denominado “resveratrol”, que produce sobre el cuerpo humano procesos internos semejantes a los de entrenar.

Artículo Recomendado
La revolución de la experiencia 360º

La investigación, que fuera publicada en las últimas horas por el “Journal of Physiology”, indica que un vaso de -buen- vino, nos ayuda de la misma forma a alcanzar un rendimiento físico óptimo que una hora de entrenamiento. No solo eso, sino que también aporta beneficios relacionados con la obtención de una mayor masa muscular, y de un funcionamiento más fluido del corazón. Es decir básicamente que la próxima vez que te sientas culpable de haber comido de más el fin de semana, en lugar de salir a correr, lo único que deberías hacer es tomarte una copa de buen vino.

Bien, más allá de lo hasta aquí mencionado, tenemos que destacar en los mismos términos que existen algunas pequeñas limitaciones nada graves que debemos tener en cuenta. La primera de ellas se encuentra relacionada con que el vino no solo cuanto mejor sea más inmediatos y certeros beneficios produce, sino que además debemos estar atentos a que solo sea vino tinto, y nada de vino blanco, cerveza, combinados, etc.

Artículo Recomendado
Los perros podrían detectar el cáncer en los seres humanos

Por otro lado, lamentablemente para aquellos que gustan de verdad del vino más allá de estas nuevas propiedades que se le han encontrado, tenemos que decir que el estudio solo defiende el consumo de UNA copa de vino, no más. Es decir, a partir de la segunda copa de vino esos beneficios no solo que desaparecen, sino que comienzan a producirse otros síntomas sobre el cuerpo humano, que como puedes imaginar no son positivos ni por asomo. O sea, no es que al tomarte una botella de vino tinto terminas como luego de una maratón, sino con una gran resaca y una buena cantidad de calorías que entonces sí, solo podrás quemar con entrenamiento.

¿Sueles beber una copa de vino todos los días? ¿Lo harás a partir de ahora?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here