Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Augusto Baldi en Móviles

iPhone 7 vs Galaxy S7 Edge: ¿cuál será más poderoso?

Sin dudas, luego de lo que fue un agitado año 2015, el 2016 se plantea nuevamente para poner frente a frente los desarrollos en materia de smartphones de algunas de las principales compañías del mundo, como Apple o Samsung. Y es por eso que mientras esperamos que ambas presentes sus terminales bandera de este año, no podemos dejar de lado la enorme cantidad de rumores que aparecen en torno a ellos, ahora para directamente posicionarnos en lo que tiene que ver con la comparación de las expectativas aparecidas en relación con el Galaxy S7 Edge de la coreana por una parte, y con el iPhone 7 de la californiana por la otra.

iPhone 7 vs Galaxy S7

iPhone 7 vs Galaxy S7 Edge

Bien, lo primero que debemos mencionar en este sentido es que aunque está claro que el iPhone 7 y el Galaxy S7 Edge serán los dos principales rivales del mercado de móviles gama alta durante este año -salvo gran sorpresa-, eso no quiere decir que vayan a serlo durante todo el año. Esta aclaración tiene que ver con que ya sabemos que el Galaxy S7 Edge de Samsung aparecerá en escena probablemente a finales del mes de febrero, durante las presentaciones de la firma coreana en el Mobile World Congress de Barcelona, mientras que será comercializado recién desde marzo o abril. Luego, si el que nos interesa especialmente es el iPhone 7, tendremos que armarnos de paciencia, y comprender que recién será presentado durante el tercer trimestre del año, en los meses de julio o agosto, para ser comercializado en todo el mundo desde septiembre como es usual para esta firma, así que como podemos ver, su coincidencia en el mercado no se producirá desde el primer día.

Comenzamos hecha la aclaración anterior entonces sí con todo lo que tiene que ver con las características de estos dispositivos, para mencionar en primera instancia que en lo que respecta a las pantallas de ambos, parece que Samsung volverá a tener la delantera con su Galaxy S7 Edge respecto del iPhone 7 como ya sucedió en la generación anterior. Es que más allá de tamaños -se habla de un panel de 5,5 pulgadas para el Samsung y uno de 4,7 pulgadas para el de Apple-, lo que parece claro es que de nuevo la coreana apostará por una resolución de tipo QH, mientras que el iPhone 7 dispondría de una inferior de tipo Full HD, al tiempo que los rumores indican que la californiana podría lanzar un tablet con resolución QHD durante este mismo año, pero esa tecnología no llegaría aún a su móvil bandera.

Por otro lado, sabemos que tampoco se puede dejar de lado la diferencia en cuanto al tipo de pantalla, pues si Apple respetará para el iPhone 7 la tradicional pantalla plana -que utilizan la mayoría de los móviles en el mundo- se espera que la versión Edge del Galaxy S7 se diferencie gracias a la continuidad curva de su pantalla sobre uno de los lados.

En lo que respecta a las cámaras fotográficas, podemos decir que ambos nos tienen preparadas algunas sorpresas, pues se indica que Apple incorporará un doble sensor trasero para que las fotografías ofrezcan mucho mejores ángulos, mientras que a su vez Samsung incorporará la tecnología BRITECELL a su sensor principal, gracias al cual podremos estar seguros de que conseguiremos mejores resultados incluso cuando la iluminación del sitio en donde nos encontramos no sea la más adecuada.

La batería, y por ende la autonomía, es de seguro otro de los elementos en los que se fijan los usuarios al momento de adquirir un smartphone de gama alta, y en este caso en particular tenemos que mencionar que para el iPhone 7 se esperan grandes novedades, teniendo en cuenta que esta cuestión fue una de las más criticadas para la pasada generación, y está claro que los chicos de Cupertino no querrán seguir sufriendo al respecto. En cuanto al Galaxy S7 Edge, lo mismo, la idea es que la batería aumente exponencialmente, para poder ofrecernos en cualquiera de ambos casos, una autonomía superior a lo que nos habían acostumbrado sus gama alta del 2015.

No menor es lo que tiene que ver con sus procesadores, espacio al respecto del cual podemos decir que, por supuesto, los usuarios se encuentran muy interesados en poder disponer de un smartphone más potente que antes. Por el lado del Galaxy S7 Edge de Samsung, sabemos que habrán dos versiones del mismo, una con procesador Snapdragon 820, el más novedoso de Qualcomm, y otra con un Exynos 8890 auspiciado por la propia coreana, que será más poderoso y afortunadamente para nosotros, el que se comercialice en Europa. Mientras tanto, está claro que el iPhone 7 dará el salto al procesador A10 de Apple, siendo bastante superior al A9, y dejando en claro que al menos en lo que a potencia respecta, se tratará de dos terminales que no tendrán competencia en el mercado próximo de móviles.

Luego, si nos detenemos por un segundo en lo que refiere a las capacidades internas de almacenamiento de estos dos smartphones, podemos decir que el límite máximo llegará de la mano del iPhone 7, con una versión de fábrica capaz de soportar 256 GB, mientras que lo interesante por el lado del Galaxy S7 Edge de Samsung será que si bien no tendrá tanta capacidad de almacenamiento desde fábrica, podremos ampliarla sin problemas gracias a la incorporación de tarjetas microSD a sus ranuras, algo que extrañamos mucho en la pasada generación.

¿Te gustaría que el iPhone 7 tenga una versión Edge?

More from my site

Comentarios
Deja un comentario