Cuando Apple promocionaba el tamaño de sus primeros smartphones, siempre se enfocaba en resaltar la importancia de tener una pantalla de cuatro pulgadas. Por varios años, este fue el criterio de marketing utilizado para anunciar a sus nuevos equipos, pues según ellos, estas dimensiones eran las ideales para manipular un terminal de una forma cómoda y rápida. Sin embargo, los tiempos cambian, y ellos mismos han optado por pantallas más grandes.

Aunque la empresa estadounidense mantuvo esta tendencia a pesar de las críticas, y  la aparición de smartphones de otras marcas que sí ofrecían pantallas de mayor tamaño, era inevitable que se rindiesen ante las exigencias de sus usuarios alrededor del mundo, que hasta ahora siguen prefiriendo los equipos más grandes. Es así como el término “phablet” se ha popularizado tanto, siendo una intersección entre los móviles tradicionales y las tablets, al menos en cuanto a dimensiones.

Esta preferencia se debe a que cada vez existen más servicios para ver vídeos en línea, así como series y películas. Páginas como Neftlix han establecido un nuevo estándar en lo que se refiere a entretenimiento, y las personas quieren poder disfrutar de este material en sus equipos de la mejor manera posible. Entonces, es aquí donde las pantallas más grandes se hacen tan atractivas. Sin embargo, esto también despierta una preocupación relacionada a su integridad, ya que por un golpe o caída pueden terminar malográndose. Para prevenir esto, existen fundas iPhone 6 especialmente diseñadas para proteger su superficie y que se mantenga siempre como nueva.

Artículo Recomendado
¿Por qué Apple llamó a su nuevo móvil "iPhone SE"?

La pantalla de 4.7 pulgadas del iPhone 6, y la de 5.5 pulgadas de la versión Plus, no solo trajeron consigo un cambio muy importante en la visión de Apple, sino que introdujeron varias modificaciones significativas en el diseño de su producto insignia.

Estos terminales tienen ciertos detalles inspirados en la línea iPad, como las esquinas redondeadas y los bordes que tienen un bisel más pronunciado. Son características que se complementan con un grosor bastante reducido, que ni siquiera llega a los siete milímetros. Lo único que sobresale de sus superficies es el lente de la cámara principal en la parte posterior, algo que es inevitable si tomamos en cuenta que tiene una serie de elementos ópticos de avanzada tecnología.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here