Saltar al contenido

Mí móvil se cayó al mar ¿Se puede solucionar? Te enseñamos cómo

12 marzo, 2017

Existen muchos dispositivos móviles que aguantan estar un poco en el agua, pero aclaremos, un poco. La mayoría en realidad resiste unas cuantas gotas, pero nada de estar literalmente bajo el agua durante un tiempo. Estamos en una época bastante complicada en donde el calor manda y evidentemente la plata se hace desear, vamos de vacaciones y es normal que tengamos alguna clase de accidente con nuestro móvil como por ejemplo que se nos caiga al mar.

¿Se puede arreglar mi móvil si se cayó al mar?

Primero que nada, hay que saber si tu móvil es o no es resistente al agua, en caso de no serlo lo primero que vas a tener que hacer es apagarlo y quitarle la batería, lo más rápido que puedas. Hay que tener en cuenta que el agua no es para nada buena con nuestros móviles, pero el agua salada es incluso peor.

Irónicamente una vez quitada la batería para poder revivir el dispositivo lo que tienes que hacer es lavarlo, pero con agua dulce, esta clase de método es únicamente cuando se cae al mar, no para cualquier otra ocasión. Hacemos esto porque primero que nada ya está mojado así que mucho no pierdes, pero además hay que tener en cuenta que el agua salada es peor y hay que lavar el móvil eliminando la salva lo más rápido posible.

Arreglar móvil que se cayó al mar

Una vez bien lavado vas a tener que tomar una fuente llena de arroz y meter tu móvil adentro, para que de esta forma el arroz pueda absorber la humedad y el agua que queda. Esto lo tienes que hacer durante varios días para asegurarnos de que está completamente seco.

Lo mejor que podrías hacer en realidad es llevarlo a un servicio técnico especializado lo más rápido posible. El tema del arroz es bueno para salir del paso, pero el Smartphone queda con “secuelas” si vamos al caso y puedes terminar arruinando un lindo dispositivo móvil.

Pero en caso de que no tengas dinero para un baño químico que es el que realizan en los servicios técnicos, entonces evita encender el móvil durante varios días, lávalo bien, sumérgelo en arroz y reza a todos los dioses que conozcas para que una vez este seco y lo enciendas puedas hacer uso de el sin ninguna clase de problemas.