Si creías que al momento de detenerte en la gasolinera para reponer el combustible en tu coche ya conocías todas las señales de prohibiciones que debes respetar, te equivocas. Hace ya tiempo que se ha sumado una nueva restricción que suena novedosa y aún ajena a los típicos peligros que genera la conjunción de la gasolina con algún elemento que pueda inflamarla.

Es que tenemos ya internalizada la costumbre de apagar el motor de nuestro automóvil al estacionarnos así como la de apagar las luces. Pero todavía nos cuesta apagar nuestro teléfono móvil. ¿Por qué? Bueno, seguramente porque los minutos que demanda la recarga de nuestro tanque son los más tentadores como para utilizarlos revisando las novedades que pueda mostrarnos nuestro móvil, comprobando si tenemos algún mensaje que contestar o simplemente avisar en casa que ya estamos por llegar.

La ansiedad suele ganarnos y cada minuto que no es aprovechado nos parece interminable, por eso el uso de nuestro móvil mientras completamos el tanque de combustible del auto pareció por un tiempo la mejor solución para ese problema.

Artículo Recomendado
¿Es bueno apagar el móvil de vez en cuando?

Móvil gasolinera

¿Por qué no usar el móvil en la gasolinera?

Pero, ¿a qué se debe esta prohibición? Sencillamente a que se cree que el uso del celular puede causar lo mismo que el encendido de un cigarrillo o de una chispa.

Sin embargo, los expertos señalan que es prácticamente imposible que un móvil sea capaz de encender la gasolina en condiciones de normalidad. La prohibición responde a la mala prensa de muchas de las nuevas tecnologías o bien a un exceso de celo en materia de medidas precautorias. Sabemos que siempre habrá un juez que considere que una conducta fue negligente y una compañía de seguros que encontrará alguna razón para no responder ante la producción de un daño.

La verdadera causa es que el uso del teléfono podría provocar el mal funcionamiento de los controladores que calibran la cantidad de gasolina y podría entregarse mayor cantidad de combustible que el normal.

Extrañamente, CEPSA hace tiempo que permite abonar mediante el uso del móvil lo que indica que evidentemente no hay peligro real alguno. Lo extraño es que esta prohibición está extendida en todo el mundo.

Artículo Recomendado
Las mejores bromas para hacer a tus amigos y familiares

Es paradójico que un ser humano sí sea capaz de hacer estallar una gasolinera y un móvil no. ¿Cómo? Pues a través de su electricidad estática y a pesar de ello nadie está obligado a llevar una pulsera especial para descargar esa clase de electricidad.

Si la razón es entonces la posibilidad de que nos echen más combustible que el habilitado, bueno, no sería esa razón de nuestra incumbencia sino de los organismos encargados de que controlen este tipo de leyes.

Es cierto que la gasolina podría explotar en un ambiente cerrado pero los depósitos de combustibles son más peligrosos llenos que vacíos. Por otra parte, los móviles no son incapaces de llevar a los vapores de gasolina al punto de ignición en circunstancias normales. Y obviamente, no hay móviles dentro de los depósitos.

Resumiendo, si se te prohíbe usar tu móvil haz caso pero solo para no buscarte un lío, pero tranquilo que no peligra la seguridad de nadie y sabe que es más peligroso un humano que un simple dispositivo móvil.

Artículo Recomendado
Los mejores bancos de imágenes gratuitos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here