Muchos de nuestros lectores recordarán aún el escándalo de Silk Road 2.0, y si no tienes ni idea de qué se trató, pues entonces mejor aún te vendrá este artículo, relacionado con las nuevas consecuencias de aquel polémico caso. En efecto, se trató de un sitio web que funcionaba a modo de mercado negro ilegal en la web, que fuera cerrado el 2 de octubre de 2013 por el FBI, conllevando penas para muchos de sus integrantes.

Silk Road 2.0 había sido fundado por Blake Benthall, y ahora el caso ha vuelto a las primeras planas luego de la condena recibida por Brian Farrell, quien era el asistente principal encargado de la arquitectura del sitio. Farrell fue condenado recientemente a pasar ocho años en prisión debido a la comprobación de su participación en el sitio, más allá de que él mismo había admitido el hecho previamente.

Silk Road 2.0

Farrell, que fuera encontrado partícipe necesario en la venta ilegal de cocaína, heroína y metanfetamina por medio de este sitio que operaba en la Deep Web, ha cerrado de esta forma uno de los más polémicos capítulos de Internet. En este caso trabajaron en su momento, de forma conjunta, el FBI, al Europol y al Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, quienes dieron con el funcionamiento de Silk Road 2.0 y los servicios ilegales que ofrecía, a partir de su alojamiento en la red Tor, de la que justamente hemos estado hablando hace poco tiempo.

Artículo Recomendado
El plan de Google para destruir Flash este mismo año

La condena a Farrell es una muestra más de cómo los principales encargados de velar por los intereses del gobierno de los Estados Unidos y la seguridad de los ciudadanos, no descansarán hasta evitar ventas ilegales de productos prohibidos en la web profunda. De hecho, no es casual que hayan detenido y condenado no sólo a quien tuvo la idea de Silk Road 2.0, sino también a quien trabajo para el sitio.

El que hayan pagado todos los partícipes necesarios del funcionamiento de Silk Road 2.0 deja en claro que cada vez será más difícil trabajar en la Deep Web, y si a eso le sumamos que muchos hackers poco a poco han comenzado a pasarse al “lado bueno” por las suculentas sumas que se le ofrecen por detener a estos inescrupulosos, pues es evidente que la Internet profunda no pasa su mejor momento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here