Saltar al contenido

Principales ventajas y desventajas de los cargadores inalámbricos

21 julio, 2016

La cuestión de la batería es una de las que más tenemos que considerar cuando se trata de adquirir un nuevo smartphone, y es que sabemos que muchas veces vamos a requerir cargar el dispositivo más de una vez al día, como analizábamos hoy. Ahora bien, por situaciones de productividad, muchas veces tenemos que seguir utilizando el teléfono y no podemos dejarlo enchufado a la pared cargando por un par de horas.

Es por eso, por facilidad de uso y mayor productividad, que muchos fabricantes han presentado en los últimos tiempos sus propios prototipos de cargadores inalámbricos, que pretenden hacer nuestra vida más sencilla. Desde ese momento y hasta ahora, los cargadores inalámbricos han ido modificándose como cualquier otra tecnología, ofreciendo muchas ventajas para quienes los utilizan.

Sin embargo, sabemos que mientras poco a poco los móviles compatibles con estos cargadores inalámbricos son mayores en proporción al total de teléfonos en el mercado, muchos usuarios aún no terminan de confiar en ellos. Y es por eso que hemos decidido realizar un artículo en el que vamos a analizar las principales ventajas y desventajas que tienen ahora mismo los cargadores inalámbricos, para que no las pierdas de vista.

Cargadores inalámbricos ventajas desventajas

Lo mejor y lo peor de los cargadores inalámbricos

Ventajas de los cargadores inalámbricos

Posiblemente la principal ventaja de los cargadores inalámbricos es que son mucho más cómodos de utilizar que los que tienen cables, considerando que sólo debemos tener la estación de carga cerca, pero no conectada. Además, al no haber cables es mucho menos probable que los cargadores inalámbricos se rompan o se desgasten con el paso del tiempo, algo bastante usual con los tradicionales.

Sin embargo, existen otras ventajas de los cargadores inalámbricos, entre las que debemos mencionar que como van conectados a los enchufes siempre tienen carga, a diferencia de los portátiles que las acaban al cargo de un tiempo. Y si a eso le sumamos que muchos de los principales cargadores inalámbricos permiten integrar a ellos todo tipo de dispositivos, sin importar forma o tamaño, pues son más recomendables aún.

Desventajas de los cargadores inalámbricos

Aunque como vimos los motivos para utilizar cargadores inalámbricos son bastante interesantes, no podemos perder de vista luego que existen otros que tienden a alejarnos un poco de la intención de escogerlos por sobre los tradicionales. De hecho, uno de los motivos por los que los cargadores inalámbricos no son tan usuales entre los grandes fabricantes es que suelen ofrecer una carga más lenta y menos eficiente que la tradicional.

Incluso, hay quienes sostienen que el uso recurrente de cargadores inalámbricos para cargar la batería de nuestro smartphone puede lastrarla por completo, produciéndole daños que luego no se solucionará a menos que la cambiemos. Por supuesto, esto no ocurre en todos los casos, y muchas veces ni siquiera podemos darnos cuenta del daño que está sufriendo la batería sino hasta que es demasiado tarde.

¿Ya usas cargadores inalámbricos o prefieres esperar a que esta tecnología mejore un poco para comenzar a utilizarla en breve?