Hoy os traemos la solución para los problemas de humedad en Galaxy S7 y S7 Edge. Vais a ver que la solución es muy sencilla y muy rápida.

La competencia en el sector de los smartphones es tan grande que los fabricantes están constantemente buscando nuevas mejoras. Samsung es una de las marcas más reconocidas a nivel mundial cuando hablamos de tecnología, especialmente si nos referimos a teléfonos móviles. Una de las señas de identidad de los Galaxy es que son resistentes al agua, pero esto en algunas ocasiones puede provocarnos problemas.

Problemas de humedad en Galaxy S7  y S7 Edge

Resistencia al agua del Galaxy S7 y el S7 Edge

Los modelos Samsung Galaxy S7 y el S7 Edge tienen una certificación IP68 que acredita que el dispositivo puede soportar una presión de agua de hasta 1,5 metros durante 30 minutos.

El Galaxy S5 también era resistente al agua y en él podíamos observar que la ranura del puerto de carga USB se tapaba con una cubierta de goma. En los modelos S7 y S7 Edge no existe esa cubierta de goma para proteger el puerto de carga. En su lugar el dispositivo ha sido sellado desde el interior, a fin de que el agua no lo dañe.

 

Error humedad detectada en el puerto de carga

Podemos mojar el Samsung Galaxy S7 y el S7 Edge sin ningún problema, pero es probable que después nos aparezca un mensaje que dice “error humedad detectada en el puerto de carga”.

Ya sabemos que el agua y la electricidad no son precisamente una buena combinación, de forma que cuando el sistema detecta que queda algo de humedad en el puerto de carga, no nos es posible cargar el teléfono.

 

Solucionar problemas de humedad en Galaxy S7  y S7 Edge

Vamos a ver lo que tenemos que hacer para acabar con los problemas de humedad en Galaxy S7 y S7 Edge.

Si el teléfono se ha mojado lo primero que tenemos que hacer es secarlo con un paño suave. A continuación lo agitamos con el puerto de carga hacia abajo para que caigan los posibles restos de agua que hayan quedado en el mismo.

Ahora aplicamos un poco de aire caliente con un secador en la zona del puerto de carga durante un par de minutos (no pongas el aire demasiado caliente ni acerques mucho la tobera del secador al teléfono). Controla que no se sobrecalienta el dispositivo.

Problemas de humedad en Galaxy S7  y S7 Edge

Cuando hayas terminado esta operación pasa un paño seco para eliminar cualquier resto de humedad del puerto USB. Reinicia el teléfono y conéctalo al puerto de carga, la batería debería empezar a cargarse sin ningún problema.

Es sencillo ¿verdad? La operación apenas nos lleva un par de minutos y ya podemos cargar el teléfono con total normalidad.

No obstante, este truco puede ser complicado de llevar a cabo si nos pilla fuera de casa, ya que lo de localizar un secador no va a ser demasiado fácil. Así que lo mejor es procurar que el teléfono se moje lo menos posible a pesar de ser resistente al agua.

Artículo Recomendado
Cómo rootear un Asus Zenfone 2 Laser

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here