Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Augusto Baldi en Móviles

¿Qué diferencias habrá entre el Galaxy S6 Edge y el Galaxy S7 Edge?

Hace aproximadamente un año, cuando se llevó a cabo el evento tecnológico Mobile World Congress de Barcelona, Samsung sorprendió a propios y extraños presentando el Galaxy S6 Edge, la versión con pantalla curva de su último buque insignia, un diseño que pronto se ganó el cariño del público, y que parece que será continuado en los próximos años por la firma coreana, al menos si tenemos en cuenta la enorme cantidad de rumores que indican que en apenas un par de semanas, y al llevarse adelante una nueva edición del mencionado encuentro del segmento, la firma asiática tiene pensado presentar en sociedad el Galaxy S7 Edge que sería su sucesor. Por eso mismo, nuestro interés en esta ocasión está puesto de forma concreta en poder analizar cuáles son las diferencias entre el exitoso Galaxy S6 Edge que vimos en el pasado, y el próximo Galaxy S7 Edge que debería ser presentado antes del mes de marzo.

Samsung Galaxy S7 Edge

Galaxy S6 Edge vs Galaxy S7 Edge

Bien, como decíamos antes entonces, es más que probable que Samsung presente el Galaxy S7 Edge durante algún momento antes del final de este mes de febrero, aunque los especialistas no se ponen de acuerdo en si será mostrado al público por primera vez durante la participación de la coreana en el Mobile World Congress de este año, o si en lugar de ello, la empresa optará por enseñarlo un par de días antes, provocando aún mayor impacto.

Cualquiera sea el caso, vamos a continuación a analizar las principales diferencias que el Galaxy S7 Edge tendrá respecto del Galaxy S6 Edge anterior, que como sabemos disponía de unas medidas de 142,1×70,1×7 milímetros con 132 gramos de peso, mientras que su sucesor en el mercado tiene confirmadas las dos primeras dimensiones, de 151×73 milímetros, lo que deja entrever que será de un tamaño mayor. Por lo demás, como decíamos en su momento, todo hace indicar que Samsung está realmente conforme con los resultados que en su momento ofreció el diseño del Galaxy S6, y se espera que la mayor parte del mismo se respete para esta nueva generación, un concepto semejante al que maneja Apple para su iPhone.

Llega entonces el momento de detenernos en las diferencias de pantalla que existen entre estos dos terminales, acerca de las cuales tenemos que recordar que el Galaxy S6 Edge venía con una de 5,1 pulgadas con resolución QHD, y el sistema de protección Corning Gorilla Glass 4 que todos conocemos. Por su parte, se especula con que a diferencia de la anterior generación, en la que fuimos testigos de un Galaxy S6 Edge y un Galaxy S6 Edge+ de mayor tamaño, Samsung apostará este año solo por un Edge, que será el mayor de ambos, llevando el Galaxy S7 Edge a las 5,5 pulgadas, de alguna forma para que se establezca claramente como el principal competidor del iPhone 7 Plus que Apple presentará a mitad de años. Por lo demás, el tipo de pantalla Super AMOLED, como así también la resolución QHD o 2K, se respetará para la nueva generación de los Edge.

Arribamos al momento entonces de detenernos por un instante en lo que más interesará a los amantes de la fotografía, es decir, los sensores de estos dos dispositivos, recordando en primera instancia que el Galaxy S6 Edge incorporó una de las mejores cámaras del 2015 con sus 16MP y múltiple cantidad de opciones y funciones. Para el Galaxy S7 Edge, y de la misma forma que sucede con el paso del Galaxy S6 original al Galaxy S7 original, se viene diciendo que la cantidad de megapíxeles sería reducida -probablemente a 12MP- aunque la apertura del lente mejoraría junto con otros elementos, otorgando resultados aún mejores que en la generación anterior. De nuevo, un aspecto en el que podemos observar que el Galaxy S7 Edge tiene cierto parecido con el iPhone.

En lo que hace a la potencia de este terminal, nos encontramos con que si el Galaxy S6 Edge disponía de un procesador desarrollador por la propia Samsung y conocido como Exynos 7420, un ocho núcleos formado por cuatro núcleos a 2,1 Ghz y otros cuatro núcleos a 1,5 Ghz, y acompañado por una gráfica Mali-T760MP8 y 3 GB de memoria RAM; ahora su sucesor claramente le superará gracias a la incorporación de dos versiones de procesador, bien el Snapdragon 820 de Qualcomm o para España, el Exynos 8890 de la coreana, acompañados respectivamente de 3 GB y de 4 GB de memoria RAM.

Por otro lado, no podemos perder de vista en cuanto a la capacidad de almacenamiento interno de estos dos equipos, que el más antiguo de ellos se puede conseguir aún hoy en versiones de 32/64/128 GB, aunque no dispone de la ranura microSD para ampliar esa capacidad. Por el lado del Galaxy S7 Edge, nos encontramos con que los expertos coinciden en que volverá a contar con esa ranura microSD, aunque aún no están confirmadas las capacidades de origen con las que los encontraremos.

Para terminar, uno de los puntos que parece que Samsung considera clave en este salto generacional del Galaxy S6 Edge al Galaxy S7 Edge es la autonomía de los terminales, y por eso la firma ha apostado directamente por pasar de una batería de 2600 mAh a una de 3600 mAh, lo que sin dudas nos permitirá darle muchas más horas de uso.

More from my site

Comentarios
Deja un comentario