Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

¿Qué es el Black Friday? Repasamos su origen

En los últimos días, y por algunos más, seguramente te cansarás de escuchar acerca del “Black Friday, es decir, el día de grandes ofertas previo a la Navidad que desde hace años es una tradición en los Estados Unidos, y que poco a poco ha ido ganando espacio también en una enorme cantidad de países en el resto del mundo, entre los que por supuesto, como sabemos, se encuentra España.

Black Friday

¿De dónde viene el Black Friday?

El caso es que, obviamente, el Black Friday no surge de la nada, sino que existen una enorme cantidad de connotaciones y cuestiones a tener en cuenta cuando hablamos de esta festividad comercial como el día sin iva de Media Martk, extendida en todo el mundo en parte gracias al poder de Internet. Por eso, a continuación, queremos repasar de forma detallada todo lo que tiene que ver con el Black Friday, así conoces su origen y sus principales características a lo largo de la historia.

En efecto, el “viernes negro”, como se lo podría traducir al español, se fue desarrollando como una jornada comercial de forma más bien reciente, pero el concepto en sí mismo tiene casi medio siglo, y poco que ver con ella. De hecho, como veremos, no resulta casual que sea denominado así por realizarse al otro día del Día de Acción de Gracias, que como se sabe, es una tradición muy arraigada entre los norteamericanos.

El Black Friday, que en una enorme cantidad de países -cada vez más- representa el inicio de las compras destinadas a las fiestas de Navidad y Reyes Magos, es llamado así porque antiguamente, en las décadas del ´60 y el ´70 en los Estados Unidos, miles de personas concurrían a los principales centros comerciales para comprar sus regalos para el árbol de Navidad.

¿Qué tiene que ver eso con el nombre de Black Friday? te preguntarás, y lo cierto es que al parecer, la Policía de Filadelfia, acuño este concepto para denominar las terribles condiciones del tránsito en una de las ciudades más importantes de la costa este de los Estados Unidos, cuando se producía, al día siguiente del Día de Acción de Gracias, un enorme caos, con embotellamientos y todo tipo de accidentes de tránsito, por la masiva cantidad de gente que se desplazaba para comprar sus regalos.

Como muestra de ello, se puede citar el periódico local Public Relations News, que el 18 de diciembre de 1961 publicó un artículo en el que podía leerse: “Para los comerciantes de la nación (Estados Unidos), los días de mayor venta son los dos que siguen después del Día de Acción de Gracias, los cuales generan inmensos embotellamientos de tráfico vehicular y de personas abarrotando las aceras. En Filadelfia, se hizo costumbre entre los policías llamar estas fechas ‘Viernes Negro’ y ‘Sábado Negro’“, de los cuales finalmente se acuñó de forma definitiva el primero de ellos, claro está.

Una teoría más antigua…

Aunque la mayoría concuerda con que el nacimiento del concepto de Black Friday para referirse al día de compras masivas posterior al Día de Acción de Gracias nació hace medio siglo en Filadelfia, tampoco podemos perder de vista que otros historiadores coinciden en que allí se hizo famoso, pero que a su vez fue tomado de una vieja tradición que se produjo sobre todo a finales del siglo XIX en algunas ciudades norteamericanas.

La historia cuenta que en muchas de estas localidades, ya por entonces multitudinarias, era habitual que en la fecha posterior al Día de Acción de Gracias, se realizara una especie de desfile en el que participaban carrozas con personajes alusivos a las fiestas, como por ejemplo Santa Claus, como una forma de demostrar el espíritu navideño que de allí en adelante comenzaría a invadir al pueblo.

La particularidad de esos desfiles tenía que ver directamente con que con el tiempo, muchas de esas carrozas comenzaron a estar patrocinadas por distintas tiendas locales, que buscaban publicidad a cambio de algún dinero o productos. El público se acostumbró a conocer muchos de los productos de los vendedores de esa forma, y por supuesto, a partir de ello se interesaban en los mismos y salían a comprarlos.

Un éxito imparable

En cualquier caso, no importa realmente cuál de ambas tradiciones haya dado lugar al acuñamiento del Black Friday, lo cierto es que estamos en presencia de un día festivo que prácticamente no tiene parangón en todo el mundo. Como decíamos, la presencia de Internet en los hogares y ahora también desde los dispositivos móviles, provoca adquisiciones millonarias de miles de productos que los clientes pueden conseguir a precios rebajados -aunque por supuesto nunca falta el que los promete y luego no cumple con ellos-.

Por todo lo mencionado, no dudes en aprovechar este Black Friday para conseguir las mejores ofertas en esos productos que estás buscando.

More from my site

Etiquetas
Comentarios
Deja un comentario