Anteriormente, en algún que otro artículo, ya habíamos hablado del coeficiente intelectual, y es que queramos o no, se trata de una cuestión que cada cierto tiempo salta a la vista y oído de todos nosotros, provocándonos cientos de dudas al respecto. Por supuesto, todos hemos oído hablar alguna vez del coeficiente intelectual, pero diversos estudios han indicado que la mayoría de las personas no sabe a qué nos referimos cuando tratamos este tema, y mucho menos, cuál es su propio coeficiente intelectual.

Justamente por eso, y considerando la enorme curiosidad que ha despertado el tema en una buena cantidad de nuestros lectores, es que en esta ocasión en especial queremos realizar un artículo completo hablando un poco acerca de las diferentes investigaciones en torno del coeficiente intelectual de las personas, de modo que puedas acercarte mucho más a comprender el concepto, y tu capacidad al respecto.

Coeficiente intelectual 1

¿Qué es el CI o coeficiente intelectual?

En una primera instancia debemos señalar que cuando hablamos del coeficiente intelectual o CI, es lo mismo que cuando nos referimos al IQ, que viene de “intelligence quotient”, un valor resultante de la capacidad de las personas para resolver diferentes situaciones, ejercicios e hipotéticos problemas que han sido especialmente desarrollados a fin de poder medir distintas capacidades que hacen a la “inteligencia”.

Artículo Recomendado
¿Pasaste por la autopista sin TAG? Esto es lo que tienes que hacer

Evidentemente, como no todos los test de coeficiente intelectual tienen los mismos objetivos, no todos han sido diseñados de la misma forma o con los mismos contenidos, y en la actualidad podemos encontrar test realmente variados de IQ. De todos modos, la regla general dice que una de estas pruebas está compuesta por una buena cantidad de preguntas y ejercicios de todo tipo, a veces con varias opciones entre las que debemos escoger la correcta, de modo que apliquemos la lógica, la memoria, la comprensión lectora, y otros tipos de inteligencia que fueron los primeros en ser considerados por la ciencia.

Si buscas información en la web acerca de los tests de coeficiente intelectual, podrás comprobar que los habitantes de ciertos países parecen tener una capacidad mayor que la de otros para expresar este tipo de inteligencia. En efecto, las estadísticas demuestran que naciones como por ejemplo Singapur, China o las del norte de Europa, son las que poseen el mayor porcentaje de habitantes con un “CI normal”, es decir, entre los 85 y 115 puntos, prácticamente sin casos por debajo de esa línea.

Artículo Recomendado
El Corte Inglés, una de las mejores tiendas de almacenes

Más allá de eso, no podemos perder de vista que en otros sentidos, el coeficiente intelectual no es otra cosa que una serie de pruebas que intentan comprobar el nivel de inteligencia de la persona, pero en ningún caso contribuye al desarrollo de la misma. Por eso, no tiene demasiado sentido que un niño resuelva 10 tests de coeficiente intelectual por día, pues rara vez los resultados van a variar entre sí, y podría llegar a frustrarse.

Coeficiente intelectual 2

Pero, ¿qué es la inteligencia?

Por supuesto, hablar de los tests de coeficiente intelectual o del IQ en sí mismo sin detenernos por un instante en qué consideramos por “inteligencia” es bastante complicado, así que debemos decir al respecto que la Real Academia Española entiende por este concepto, la “capacidad de entender o comprender; capacidad de resolver problemas; habilidad, destreza y experiencia“. Como se puede ver, se trata de una descripción que se asemeja bastante a los fines últimos de estudios de todos estos tests de coeficiente intelectual.

Artículo Recomendado
Los aportes e inventos más importantes de Nikola Tesla

Ahora bien, también es cierto que si has leído con detenimiento la explicación de la RAE, podrá parecerte que un simple tests, que a veces lleva apenas unos minutos, no tiene chance de comprobar semejante cantidad de capacidades del ser humano. Lo que ocurre es que en realidad, no se trata más que de una herramienta adicional a otras pruebas, que no determina de forma definitiva cuál es la capacidad de cada persona.

De hecho, la relevancia que se otorga a los tests de coeficiente intelectual en la actualidad es mucho menor de la que tenían hace algunas décadas, cuando se pensaba que sus resultados eran un diagnóstico claro de la inteligencia de las personas. El cálculo del IQ no es otra cosa que una medida más de la demostración de las habilidades cognitivas concretas que podemos haber adquirido a través del desarrollo de nuestras vidas, pero no más que eso.

Justamente por todo lo que venimos mencionando, es que por muy divertidos e interesantes que parezcan, los tests de coeficiente intelectual no son tenidos en cuenta cuando se trata de determinar el plan de estudios de un infante, ni los programas universitarios de becas, ni ningún otro merecimiento académico, pues se trata más bien de una cosa estadística, que luego deberá ser demostrada en la vida real, ante problemas reales.

Artículo Recomendado
Cómo aumentar el volumen de un móvil Android sin rootearlo

Coeficiente intelectual 3

Los diferentes tipos de inteligencia

Uno de los problemas más concretos con los que podemos encontrarnos si es que nos aferramos a los resultados de los tests de coeficiente intelectual, es que como su origen no es tan reciente, no consideran todos los nuevos tipos de inteligencia que han sido incluidos por los científicos en las décadas pasadas, y que por ejemplo el mercado laboral si tiene en cuenta, lo que habla de cierto desfasaje en este sentido.

Si consideramos cómo se realizan la mayoría de los tests de coeficiente intelectual en estos días, vamos a encontrarnos con una serie de ejercicios que responden a la capacidad de velocidad visual y memoria de las personas. Son habilidades importantes sí, pero apenas dos de las muchas que un ser humano debe demostrar para ser considerado “inteligente”, y por eso, una prueba de éstas no puede ser tomada demasiado en serio para otorgar una beca o un puesto en una empresa seria.

Artículo Recomendado
¿Cada cuánto tiempo conviene cargar el móvil?

Por otro lado, sí es cierto también que existen algunos otros tests que se aproximan un poco más a poder llegar a ofrecernos un conocimiento acerca de la inteligencia de la persona, como aquellos que incorporan ejercicios de lógica y matemática al mismo tiempo, integrando la capacidad de raciocinio de la persona a la necesidad de llegar a un resultado, que como por otra parte será único, estará limitando la capacidad imaginativa de quien realiza el test.

Si has oído hablar del pensamiento divergente, eso puede servirte para considerar que cuando hablamos de estas pruebas o tests de coeficiente intelectual, nos estamos refiriendo a un tipo de sistemas completamente diferente. De hecho, se trata de una serie de ejercicios que tienen como único fin medir la capacidad de pensamiento convergente, aunque a su vez limitan la inteligencia asociada a la creatividad, y otras tantas.

En pocas palabras, que los resultados de los tests de coeficiente intelectual o tests de inteligencia no sirven de mucho, y no deberías quedarte con ellos, obteniendo ni malos ni buenos números en comparación de las demás personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here