Saltar al contenido

Samsung Galaxy A7 vs Galaxy J7: ¿cuál es superior?

29 diciembre, 2015

Al comienzo de este año 2015, cuando aún no teníamos muy en claro qué sucedería en materia de smartphones en cuanto al catálogo de la líder en ventas Android, Samsung nos sorprendió con su apuesta por la gama Galaxy A, a partir del Galaxy A3, Galaxy S5, Galaxy A7 y Galaxy A8, a los que en poco tiempo más se les estará sumando el Galaxy A9. En cualquier caso, no fue la única sorpresa que la coreana nos tenía preparada, porque más a mitad de año, aparecieron los terminales de la gama Galaxy J, y es por eso que en esta ocasión queremos comparar a dos de las mejores opciones de estas familias alternativas a la famosa Galaxy S. Hoy en día nos ponemos a comparar directamente el Galaxy A7 con el Galaxy J7, a ver con cuál podemos llegar a quedarnos llegado el caso.

Samsung Galaxy A7 vs Galaxy J7

Samsung Galaxy A7 vs Galaxy J7

Diseños y pantallas

Por supuesto, lo primero que debemos analizar al comparar el Galaxy A7 y el Galaxy J7, es lo que salta a la vista. Y así nos encontramos en primera instancia con lo que tiene que ver con las dimensiones de ambos. El primero de ellos dispone de unos 151×76.2×6.3 milímetros, mientras que el segundo está en los 152.2×78.7×7.5 milímetros, por lo que podemos notar que las diferencias son mínimas, aunque el Galaxy A7 es bastante más fino que el otro.

Luego entonces tenemos que ir a lo que es el aspecto exterior, donde encontramos que el Galaxy A7 dispone de un más que bonito diseño basado en metal, con variantes de colores por demás interesantes, y una pantalla Super AMOLED de 5,5 pulgadas y resolución de tipo Full HD, que además destaca por disponer de la protección que brinda el sistema Corning Gorilla Glass 4. En el caso del Galaxy J7, lo que podemos notar antes que nada es que está hecho de policarbonato, que tiene una resolución inferior, debido a su calidad apenas HD que queda un poco corta para una pantalla de semejantes dimensiones a la de su rival. En cualquier caso, teniendo en cuenta los segmentos a los que apuntan, debemos decir que ninguna de las dos está nada mal.

El hardware

El siguiente paso que no podemos perder de vista es el que se encuentra directamente relacionado con el hardware o las tripas de este equipo, para ver que poseen en ambos casos dos variantes a tener en cuenta. Una de ellas la tienen en común, que es la que corresponde al procesador Qualcomm MSM8939 Snapdragon 615, un cuatro núcleos corriendo a una frecuencia de reloj de 1,5 Ghz, acompañado de una GPU Adreno 450, aunque la pequeña diferencia es que el A7 posee 2 GB de RAM, y el J7, 1,5 GB de RAM.

Luego tenemos que ver lo que son las otras versiones de cada uno de ellos, por lo que observamos que el Galaxy A7 dispone de una variante con un procesador Exynos 5 Octa 5430, dividido en cuatro núcleos a 1,8 Ghz, y otros cuatro núcleos a 1,3 Ghz. Por su lado, la otra versión del Galaxy J7 cuenta con el más moderno aún Exynos 7580, un ocho núcleos dividido en cuatro núcleos a 1,4 Ghz y otros cuatro a 1 Ghz. En ambos casos, eso sí, encontramos versiones iniciales de 16 GB de capacidad de almacenamiento interno, aunque se diferencian en que el Galaxy A7 permite ampliarla hasta los 64 GB mediante tarjeta microSD, mientras que el J7 solo puede ampliarse hasta 32 GB, lo que igual no está nada mal.

Cámara y baterías

Y para cerrar, imposible dejar de tener en cuenta lo relacionado con las cámaras y las baterías de estos dos terminales alternativos de Samsung. Así, nos encontramos con que la cámara principal de ambos alcanza los 13MP y la secundaria se queda en 5MP para las selfies y las videollamadas, e incluso comparten muchas de sus especificaciones, como Flash LED, foco automático, etc. Las pequeñas diferencias tienen que ver con que la cámara principal del Galaxy A7 tiene una mayor apertura, mientras que la del J7 posee Flash LED también en el caso de la cámara trasera, cuando eso no sucede con el A7.

Y para finalizar, a destacar que el Galaxy A7 cuenta con una batería de 2600 mAh, mientras que el J7 posee una de 3000 mAh, lo que significa que con sus menores prestaciones, el segundo de ellos termina teniendo una mayor autonomía.