Saltar al contenido

Samsung Galaxy S6 Edge vs Samsung Galaxy S7 Edge: la batalla

13 abril, 2016

Cuando allá por el año pasado la gente de Samsung sorprendió al mundo al lanzar los primeros móviles de pantallas curvas masivos, los pertenecientes a la gama Galaxy S6 Edge, muchos considerábamos que se trataba de una apuesta arriesgada. Sin embargo, el tiempo ha dictaminado que muchos usuarios prefieren este tipo de pantallas, y que la coreana podía seguir apostando por ellos.

En efecto, durante la última edición del Mobile World Congress de Barcelona llevado a cabo en febrero de este año, vimos los lanzamientos del Galaxy S7 con su pantalla plana, pero también del Samsung Galaxy S7 Edge, sucesor de los Galaxy S6 Edge antes mencionados, con la pequeña diferencia de que en esta ocasión son sólo dos terminales los que forman parte de la nueva generación de móviles de la coreana.

En cualquier caso, queda claro que si a día de hoy queremos un dispositivo de gama alta que llame la atención por su diseño, y sobre todo, que tenga una pantalla curva, las dos únicas grandes opciones que tenemos son las del Samsung Galaxy S7 Edge y su antecesor, el Galaxy S6 Edge, de forma que vamos a compararlos, para que veas si vale la pena comprar el último, o esperar que el primero de ellos llegue a España.

Samsung Galaxy S6 Edge vs Samsung Galaxy S7 Edge

Samsung Galaxy S6 Edge vs Samsung Galaxy S7 Edge

Comenzando entonces con la comparativa directa entre los elementos técnicos del Samsung Galaxy S6 Edge y el Samsung Galaxy S7 Edge, tenemos que decir que el más antiguo de ellos dispone de unas medidas de 142,1×70,1×7 milímetros y un peso de 132 gramos, mientras que el segundo es más imponente, con sus medidas de 150,9×72,6x,7,7 milímetros y un peso superior, de 157 gramos, que ahora veremos a qué se debe.

Sin embargo, no queremos abandonar aún lo que hace al aspecto exterior de estos dispositivos, pensando en que prácticamente mantienen el mismo diseño. Lo que ocurre es que el Galaxy S6 de pantalla curva fue tan bien criticado por especialistas y clientes de la coreana, que la firma decidió que no hacía falta avanzar demasiado en un nuevo diseño para el Samsung Galaxy S7 Edge, de modo que no es un punto que les diferencie.

La pantalla, en cambio, sí es una cuestión que les pone en veredas opuestas, más allá de que está claro que ambas poseen paneles curvos, considerando que el Samsung Galaxy S6 Edge viene con una de 5,1 pulgadas de tipo AMOLED, con resolución QHD y protección Corning Gorilla Glass 4. Básicamente la diferencia con la del Samsung Galaxy S7 Edge es su tamaño, porque ésta alcanza las 5,5 pulgadas, aunque se igualan en todos los demás detalles.

Llegamos al siguiente paso que es el directamente relacionado con los procesadores de estos dos terminales, acerca de los cuales hay que decir que el Galaxy S6 Edge de Samsung se ha comercializado con un Exynos 7420 de ocho núcleos, con cuatro de ellos a 2,1 Ghz de frecuencia de reloj, y los otros cuatro a 1,5 Ghz, mientras que es acompañado por una gráfica Mali-T760MP8 y 3 GB de memoria RAM.

Samsung Galaxy S6 Edge vs Galaxy S7 Edge

Por su parte, el Samsung Galaxy S7 Edge se comercializa en dos variantes de procesadores, una directamente sucesora en la línea Exynos, con un Exynos 8890 de ocho núcleos, cuatro de ellos a 2,3 Ghz y los otros cuatro a 1,6 Ghz, acompañados a su vez de una GPU Mali-T880 MP12 y 4 GB de memoria RAM. Por otro lado, en España, básicamente se consigue el Samsung Galaxy S7 Edge que viene con un procesador Qualcomm MSM8996 Snapdragon 820, un cuatro núcleos que viene con dos de ellos a 2,1 Ghz y los otros dos a 1,6 Ghz, junto con una gráfica Adreno 530 y también 4 GB de memoria RAM.

Más allá de lo hasta ahora mencionado, no podemos perder de vista otro detalle que es el relacionado con las capacidades de almacenamiento interno de estos dispositivos, dado que el Samsung Galaxy S6 Edge se consigue en versiones de 32/64/128 GB, mientras que el Samsung Galaxy S7 Edge posee sólo dos variantes, de 32/64 GB, aunque con la enorme ventaja de que podemos llevar su capacidad hasta los 200 GB mediante el uso de las cásicas tarjetas de tipo microSD.

La cámara es uno de los aspectos más curiosos de esta comparación, si tenemos en cuenta que en términos de megapíxeles, a uno podría darle la impresión que el paso de los 16MP del sensor principal del Galaxy S6 Edge a los 12MP del Galaxy S7 Edge es un retroceso de Samsung. Sin embargo no ocurre nada de eso, porque en esta ocasión Samsung ha apostado de la misma forma que suele hacerlo Apple, mejorando otros aspectos esenciales de la vida de un sensor de fotografías, manteniendo luego todos sus modos y funciones. En efecto, que el Samsung Galaxy S7 Edge toma mejores fotografías que su antecesor, mientras que en lo que hace a las cámaras frontales, de selfies y videollamadas, la paridad es absoluta.

Y para terminar nuestra comparativa entre el Samsung Galaxy S7 Edge y el Samsung Galaxy S7 Edge, como siempre hacemos, nos vamos a detener en la autonomía que pueden ofrecernos estos terminales, y es que más allá de que está claro que por su mayor pantalla el segundo de ellos tiene un consumo mayor que el primero, no podemos perder de vista que el avance de la batería es bastante notable, de los 2600 mAh a los 3600 mAh de la nueva generación.

En resumen, recomendamos poner la diferencia y comprar el Samsung Galaxy S7 Edge, ¿pero tú que harías en esa situación?