Durante mucho tiempo, incluso quienes solían escoger sus móviles por encima de los de la competencia, le criticaron a la coreana Samsung que se centrara más en el rendimiento de sus equipos que en lo que hace al aspecto visual. Sin embargo, para muchos la generación del Galaxy S6 y sus acompañantes -Galaxy S6 Edge, Galaxy S6 Edge+-, significó un antes y un después, además de un motivo cierto para abandonar sus antiguos Galaxy S4 o Galaxy S5. Justamente, por ser casi contemporáneos, queremos comparar en este caso el Galaxy S5 con el actual Galaxy S6, para que analices los motivos por los que valdría la pena actualizarlo, y si te son suficientes.

Samsung Galaxy S6 vs Galaxy S5

Samsung Galaxy S6 vs Galaxy S5: ¿qué ha cambiado?

Por supuesto que lo primero es lo primero y tenemos que comenzar entonces por el diseño de estos dos equipos, donde vemos que las dimensiones del Galaxy S5, de 142×72,5×8,1 milímetros y su peso de 145 gramos, han mejorado al pasar a 143,4×70,5×6,8 milímetros y los 138 gramos del Galaxy S6, más estilizado y ligero. Y aunque el Galaxy S5 era de plástico pintado a imitación metal, el salto bien ha valido la pena.

Artículo Recomendado
Descargar WhatsApp para Blackberry Torch 9800

Es que el Galaxy S6 y sus demás dispositivos que salieron al mercado junto con éste, ha significado un cambio de paradigma absoluto acerca de lo que conocíamos en materia de dispositivos móviles de Samsung. En efecto, nos hemos encontrado con que se han utilizado materiales mucho más finos como el aluminio y el vidrio, en bellos colores negro, una mezcla de plateado y dorado, y por supuesto el clásico azul de la coreana.

La pantalla

Aunque las dimensiones de la pantalla no han variado de una generación a otra, lo cierto es que el Galaxy S6 supera ampliamente al Galaxy S5 gracias a la incorporación de una resolución de tipo QHD, dejando atrás la Full HD que conocíamos hasta ahora. Incluso, no podemos dejar de tener en cuenta que ya se viene mencionando que el Galaxy S7 dispondrá cuando salga al mercado de resolución UHD, es decir, el doble que el QHD, comúnmente conocida como 4K.

Artículo Recomendado
Solución a la pantalla del Samsung J7 que parpadea cuando se le baja el brillo

El hardware

Si nos metemos en las tripas de ambos terminales, podremos encontrarnos con que el Galaxy S5 dispone de un procesador Snapdragon 801 con estructura de 32 bits, un cuatro núcleos corriendo a una frecuencia de 2,5 Ghz, acompañado de una GPU Adreno 330 y 2 GB DDR3 de memoria RAM. Sin embargo, los problemas de su sucesor, el Snapdragon 810, llevaron a Samsung a producir su propio procesador para el Galaxy S6, un ocho núcleos Exynos 7420, acompañado de 3 GB DDR4 de RAM y una GPU Mali-T760, lo que le permitió según varias pruebas, prácticamente duplicar el rendimiento de su antecesor.

Capacidad de almacenamiento interno

También se vio muy mejorada, pues pasamos de las opciones de 16/32 GB que eran habituales en el Galaxy S5 a encontrarnos ahora mismo con posibilidades de 32/64/128 GB cuando pensamos en el Galaxy S6, descartando para siempre la variante de 16 GB que a decir verdad se quedaba bastante corta luego de algunos meses de uso, más teniendo en cuenta lo que de por sí ocupa Android.

Artículo Recomendado
Solución: no enciende Samsung Galaxy S4

Las cámaras

Otro de los aspectos en los que Samsung ha trabajado en la más reciente generación son sin dudas las cámaras fotográficas, y si bien el Galaxy S6 repite la de 16MP principal del Galaxy S5, se le han agregado varias funciones a nivel software, y una mejor calidad de imagen, lo que complementa a la perfección una cámara de selfies que ha pasado de los 2,1MP anteriores a los 5MP actuales, aunque sin dudas la coreana volverá a mejorarla para el Galaxy S7.

La batería

Terminamos entonces la comparación entre el Galaxy S5 y el Galaxy S6 diciendo que la batería ha pasado de sus anteriores 2550 mAh a unos 2800 mAh actuales, con la ventaja además de que podemos cambiarla por una nueva. Eso sí, no es tampoco que el Galaxy S6 pueda ofrecernos una autonomía superior, sino que se lo ha equilibrado específicamente para que ésta no se vea afectada por su mejor rendimiento.

Artículo Recomendado
¿Cómo debería ser el Samsung Galaxy S8 para conquistarnos?

Conclusión

Que tal vez como nunca antes, en el paso de una generación a otra de dispositivos de Samsung, la actualización del Galaxy S5 al Galaxy S6 bien vale la pena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here