Saltar al contenido

¿Cómo se construyeron las pirámides de Egipto?

17 mayo, 2016

¿En qué piensas cuando se hablo de Egipto? Pues si le preguntamos a la mayoría de las personas, seguramente nos dirán que antes que nada en su historia, y como representación de buena parte de ella, en sus famosas pirámides. Ahora bien, si es cierto que las pirámides no pertenecen sólo a esta civilización porque también podemos encontrarlas en otras partes del mundo, para los investigadores y personas, la relación siempre ha sido intrínseca con este pueblo del norte de África.

Es decir, si bien está claro que también otras civilizaciones a lo largo de la historia han levantado pirámides por distintos motivos, entre las que podemos mencionar como dos claros ejemplos a los aztecas y los mayas, no quedan dudas de que los egipcios sentaron todos los precedentes al respecto, y por eso, en este artículo queremos repasar no sólo por qué levantaron estos monumentos que en muchos casos aún perduran, sino también, cómo fue que lo hicieron en aquellos tiempos sin grandes maquinarias.

Pirámides Egipto 1

Todo sobre las pirámides de Egipto

Lo primero que debemos decir es que por la propia fascinación que han causado en todo el mundo desde que la globalización las hizo famosas, las pirámides de Egipto siempre han estado en el punto de mira de los investigadores. Así, podemos encontrarnos con teorías de lo más diversas acerca de por qué fueron levantadas, y también relacionadas con las técnicas que pudieron haber utilizado los egipcios para construirlas.

La mayoría de las creencias actuales de los científicos coinciden en que si bien no utilizaron los métodos de construcción actuales, los egipcios sí poseían algunas tecnologías que luego con el paso del tiempo se fueron perdiendo. Por otro lado, no se debe desconocer tampoco que construir una pirámide, por su forma, es mucho más sencillo que levantar otro tipo de edificio o recinto como los actuales.

Para que te des una idea de lo que decimos, si bien la construcción de las pirámides evidentemente fue colosal, pues se calcula que las más grandes llevaron la labor de más de 20.000 hombres durante meses, tampoco podemos perder de vista que construcciones mucho más modernas, como por ejemplo la de la Catedral de Notre Dame, famosa por la historia del “Jorobado”, llevaron unos 200 años en terminarse, y eso que ya estaban las divisiones de tareas actuales, como un ingeniero, un arquitecto, etc.

Una de las creencias populares indica que la construcción de las pirámides fue posible sólo mediante la explotación hasta la muerte de esclavos que debían trabajar todo el día hasta que sus fuerzas desaparecieran. Sin embargo, los conocimientos más avanzados indica que en muchos casos se trataba de campesinos que eran contratados, sin el papelerío de estos días, pero que percibían un buen salario, con la ventaja además de que este tipo de trabajo ni tributaba impuestos, y por ende al final de la jornada les quedaba más dinero.

Pirámides Egipto 2

Por las investigaciones hoy sabemos que en las pirámides el trabajo estaba mucho más organizado de lo que se creía en el pasado, ya que se solía trabajar en turnos de aproximadamente tres meses, mientras que los empleados eran bien alimentados porque se necesitaba que tuvieran la fuerza suficiente para las tareas, y además se levantaban ciudades alrededor de las pirámides, de modo que pudieran habitar en ellas una vez que terminaran con la jornada, así que no todo era tan improvisado como podíamos haber pensado.

Por esto mismo que estamos mencionando, es que en la actualidad se sabe que la esclavitud de la que se habla cuando pensamos en el antiguo Egipto no era tan cercana a la concepción que muchos nosotros tenemos de ese estado. En general, los investigadores han llegado a la conclusión de que se trataba de una organización mucho más semejante a la de los sistemas feudales que no pasaron tanto tiempo atrás.

De hecho, se ha llegado a estos conocimientos a partir de descubrimientos como por ejemplo los de tumbas de los trabajadores junto a las pirámides, y no hay que conocer demasiado como para darse cuenta que si se hubiera tratado de esclavos, jamás podrían haber aspirado a un derecho tan importante como el de tener una tumba.

Por supuesto, eso no quita que el trabajo de los esclavos haya sido realmente duro, pues en la mayoría de los restos óseos que se han encontrado con el paso del tiempo, se puede comprobar la presencia de enfermedades como la artritis, además de importantes lesiones en los trenes inferiores de los esqueletos, lo que significa que estas personas solían transportar cargas pesadas, además de utilizar sus manos durante buena parte del día.

Pirámides Egipto 3

¿Por qué trabajar en la pirámide?

Por supuesto, no tenemos dudas de que muchos de nuestros lectores se estarán preguntando, llegados a este punto, acerca de los distintos motivos por los que alguien podría escoger trabajar en la pirámide si era una tarea tan dura. Pues hay una explicación que es bastante lógica, y que tiene que ver con el sentido religioso de este tipo de construcciones, de modo que seguramente muchos pobladores del antiguo Egipto se sentían de alguna forma “obligados” a colaborar en la construcción de las pirámides.

De todos modos, está más que claro que siguen existiendo muchos misterios importantes en torno a la construcción de las pirámides, como por ejemplo cómo se retiraban entonces las piedras de las canteras, cuando pesaban miles de kilos. Algunos creen que se habían desarrollado armas al estilo de cañones, de modo que se arrojaran piedras especialmente duras para romper las más grandes, y así poder transportarlas.

Una vez que las piedras más pesadas se achicaban, evidentemente sí comenzaban a ser trasladadas mediante la fuerza pues no había medios de transporte que ahorraran ese trabajo, y allí entraban los trabajadores más perjudicados o los animales, aunque también se construían especies de rampa, de modo que el trabajo no fuera tan pesado, realizadas en ladrillos de barro y yeso para que soportaran el peso.

Pirámides Egipto 4

¿Por qué una pirámide como tumba?

A partir de la creencia casi unánime de la comunidad científica acerca de que las pirámides eran la aproximación más probable a las tumbas modernas, tenemos que preguntarnos por qué escogían estas construcciones y no otras. Pues bien, la explicación más constante es que de este modo acercaban a los faraones fallecidos a Ra, el dios del Sol, que era además el padre de todos los faraones según su religión. Y a su vez, la forma de la pirámide simboliza también la forma que tienen los rayos del sol.

Sin embargo, las documentaciones indican que esta forma de pirámide no fue la utilizada en un principio en el antiguo Egipto, sino que comenzó a ser la elegida a partir del año 2700 a. C., y fue la principal durante aproximadamente mil años. Según los distintos estudios de campo, la primera pirámide como las que conocemos fue construida por el el rey Djoser durante la tercera dinastía de Egipto, aunque lo cierto es que si a día de hoy queremos visitar las pirámides más famosas, tenemos que irnos a Giza.

En cuanto a la ubicación geográfica las pirámides también guardan algunos secretos, si consideramos que las mismas suelen ubicarse en la parte occidental del Nilo, lo que es totalmente adrede, ya que de esa forma el alma del faraón podía encontrarse con el disco solar antes de que se produzca su descenso. A su vez, el núcleo de la construcción posee una piedra caliza, mientras que en la parte superior se utilizan otras más durables, para evitar que las inclemencias del tiempo la dañen, y que a su vez sean más vistosas, agregándose en algunos casos, detalles en granito, oro o plata.

¿Qué más te gustaría saber acerca de las pirámides de Egipto?