Presiona ENTER para ver los resultados o ESC para cancelar.

Surface Pro 4 vs iPad Pro, ¿cuál es mejor de las dos?

La tecnología en torno a la informática no deja de avanzar en ningún momento, y a día de hoy, nos encontramos con dos productos respecto de los cuales, los especialistas consideran que son avanzados a los tiempos que corren. En efecto, en esta ocasión queremos detenernos en dos de los mayores orgullos de Microsoft y Sony, el Surface Pro 4 por un lado, y el iPad Pro por otro, para saber qué características tiene cada uno de ellos, en qué se parecen y en qué se diferencian, y por qué no, a final de cuentas, con cuál nos quedaríamos nosotros.

Surface Pro 4 vs iPad Pro

Surface Pro 4 vs iPad Pro: la batalla final

Lo primero que debemos decir tanto acerca del Surface Pro 4 como del iPad Pro, es que se trata de dos dispositivos que de alguna forma intentar adelantarse al mundo que viene, en este caso intentando que confluyan los momentos de producción, por ejemplo en el campo profesional, y por otro lado, ser igualmente útiles para los ratos de ocio o descanso, así que tenemos por un lado un convertible como el Surface Pro 4, y por otro, un tablet mucho más poderoso de lo que estos equipos son habitualmente.

Diseño y pantalla

Entonces, nos encontraremos con que si bien ambos parecen apuntar al mismo público y hacerlo a través del concepto de unificar estas dos situaciones de la vida cotidiana, lo hacen cada uno de una forma bien diferente. Por caso el diseño es un buen ejemplo de ello, pues el iPad Pro vendría a ser un tablet por sus modos, pero claro, Apple ha decidido que sea no solo mucho más grande de lo que es habitual, sino también mucho más poderoso pero manteniendo tanto su peso como su grosor, lo que significa que prácticamente no tiene rivales en el mercado para este tipo de equipos.

Por otro lado, nos encontramos con que Microsoft ha apostado directamente por tomar la pantalla de un portátil -por decirlo de alguna forma- y retirarle el teclado, lo que nos hace decidir que al menos en este apartado, está más avanzado que el iPad Pro. Sin embargo, por supuesto sabemos que luego está el gusto de cada cliente por la firma, y que sobre todo los que suelen comprar productos de la compañía de la manzana mordida no se salen mucho de ella. Incluso, uno de los elementos que mejores críticas ha recibido por parte del Surface Pro 4, es su apoyo trasero regulable, que de hecho han comenzado a imitar una enorme cantidad de otras empresas del segmento.

Eso sí, no podemos perder de vista que más allá de las diferencias que se plantean en cuanto a los diseños y estéticas de estos dos equipos, y si bien no coinciden completamente en ese apartado, sí lo hacen en la calidad de las pantallas. Aquí tenemos que decir que tanto la gente de Microsoft como la de Apple no ha ahorrado en gastos, y lo cierto es que se trata de dos dispositivos espectaculares para cualquier uso que queramos darle, que se lucen cuando de archivos audiovisuales se trata, sobre todo.

Hardware y software

Dejando de lado todo lo que se encuentra a la vista, tenemos que centrarnos posteriormente en lo referido tanto a la potencia como al sistema operativo que corren estos dos equipos, y aquí es donde más se evidencian las diferencias entre ambos, que ya no a la hora de ejecutarlas, sino en cuanto a lo que se busca.

En efecto, podemos resumir diciendo que el Surface Pro 4 no es otra cosa que un portátil en lo que a sus características técnicas relacionadas con el hardware respecta, incluso con un sistema operativo de escritorio completo. Por otro lado, podemos ver que el iPad Pro, aunque por supuesto es revolucionario en su segmento, no tiene esa capacidad de trabajo que sí el equipo de Microsoft, de forma que aquí comienzan a jugar las necesidades operativas de cada usuario.

Eso sí, como cuando se pone en un lado muchas veces se quita del otro, tenemos que decir que si sabes que no vas a tener corriente para cargar los equipos por unas cuantas horas, el iPad Pro te será mucho más provechoso. Eso se lo debe este equipo de Apple a los procesadores ARM, que le permiten tener una autonomía de entre 10 y 11 horas, por supuesto mucho más importante que la que ofrece el Surface Pro 4.

Por todo lo que hemos mencionado hasta aquí, no quedan dudas de que tanto el Surface Pro 4 como el iPad Pro son dos excelentes opciones en materia de productividad y ocio en un mismo equipo, aunque la diferencia evidente es que el primero de ellos viene del mundo de los portátiles, y el segundo, del de las tablets. Por eso, basta con saber qué tipo de necesidad te urge más, para escoger uno de ellos.

Y tú, ¿te quedas con el Surface Pro 4 o el iPad Pro?

More from my site

Comentarios
1 comentario
Oliver

Esta comparacion es absurda.
¿el iPad revolucionario? No me jodan ustedes fanboys.

Mejor ni sigo que este articulo da asco en toda regla,
No se por que se empeñan en meter por los ojos un producto tan malo y pesimo el ipad de pantalla grande.

Bye


Deja un comentario