Cómo hacer una antena WiFi casera

0

En tu casa, o en cualquier sitio, sabrás que el tener una antena WiFi es fundamental para poder acceder a este servicio básico para que los dispositivos móviles funcionen en todo su esplendor, aunque en ocasiones podrás encontrarte con que no tienes una a mano y no puedes comprarla. Lo que te recomendamos en estos casos es que te tomes la molestia por unos minutos de generar tu propia antena WiFi, así que tendrás que seguir todos los pasos que vamos a enseñarte a continuación, de forma rápida y segura.

Lo primero que tienes que saber en este sentido es que cuando se trata de realizar una antena WiFi, no se trata de un proceso tan complicado como suena, sino que incluso es algo bastante divertido de hacer y fácil. Aunque existen diferentes métodos para realizar una antena WiFi, en este caso en particular lo que nosotros queremos enseñarte es a hacer una de lo más simple posible. Todo lo que necesitas es un adaptador WiFi USB, que te permitirá disfrutar de conectividad WiFi en cualquier parte.

Al momento de analizar los elementos que necesitarás para crear tus propia antena WiFi, tienes que saber que sólo se requieren algunos básicos, nada demasiado complicado. Lo primero será una sartén completamente nueva, y en caso de que no sea nueva, que esté bien limpio. Luego vas a necesitar algo de madera que te permita sujetarla, como por ejemplo puede ser una tablar. La idea es que pueda girar la antena sin problemas. Finalmente, te van a hacer falta unos clavos, algo que tampoco es demasiado complicado de conseguir. Si no tienes el adaptador WiFi, su precio ronda los 10 euros ahora mismo en Amazon, así que allí podrás conseguirlo.

Creando tu propia antena WiFi

Bien, supongamos entonces que ya tienes todos los materiales de tu antena WiFi casera, entonces lo siguiente será calcular la distancia que existe entre la misma sartén y el adaptador en cuestión. La idea es que no sea una distancia demasiado grande entre ambos elementos. Un punto focal, como se le denomina en estos casos, debería estar en torno de los 6,80 centímetros aproximadamente. Cortamos un pequeño trozo de madera que es donde luego vamos a colocar el adaptador para que no se caiga.

Luego, cortaremos dos trozos de madera más para hacer las patas, y si tienes un trípode mejor aún ya que eso dará mucho más estabilidad al sistema. A su vez, tendrá que ser capaz de soportar el peso del adaptador. No es nada complicado pero tendrás que considerar todos estos elementos al momento del proceso. Nosotros creemos que una base de 30 centímetros  de largo y unos 5 de alto será más que suficiente en estos casos. Luego incluso puedes pintarla si quieres para que quede mucho más vistosa.

Si has seguido todos los pasos anteriores, sabrás que no es nada complicado generar la base de tu antena WiFi casera, aunque nosotros recomendamos en estos casos utilizar todos los elementos necesarios como por ejemplo regla, tijeras, sierra de metal, cutter, destornillador, martillo, soldador de punta, pistola de silicona. Esto, siempre y cuando quieras un resultado mucho más prolijo. Por lo demás, hay muchos modos de realizar una antena WiFi casera, aunque éste es uno de los más sencillos que encontrarás.

¿Has podido realizar tu propia antena WiFi casera con este paso a paso?  Si tienes alguna duda al respecto, te recomendamos entonces que veas el siguiente video al respecto:

REACCIONES
No hay comentarios en"Cómo hacer una antena WiFi casera"

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *