Saltar al contenido

¿Y si el Galaxy Note 6 resulta ser un equipo híbrido?

6 enero, 2016

Entre todos los equipos de gama alta que Samsung presentará durante el 2016 que acaba de comenzar, sabemos que el Galaxy S7 será el primero de ellos durante febrero o marzo, pero eso no significa que vaya a ser el más revolucionario. Eso, sobre todo si tenemos en cuenta los últimos rumores que han aparecido en torno al Galaxy Note 6, el clásico phablet de la firma coreana, que según los más intrépidos, podría dar una vuelta de tuerca, presentándose como un dispositivo híbrido, es decir, algo semejante a lo que por estos tiempos estamos viendo en los esfuerzos de las principales competidoras de Samsung, como Apple o Microsoft, aunque con otro tipo de terminales. A continuación, vamos a pensar entonces cómo podría ser un Galaxy Note 6 a partir de un concepto híbrido, como el que se puede ver en la imagen prototípica que acompaña este artículo.

Galaxy Note 6

Así es la idea de un Galaxy Note 6 híbrido

Como decíamos entonces, aunque por supuesto no podemos estar seguros de que esta tecnología vaya a ser aplicada sobre el Galaxy Note 6, lo cierto es que ahora mismo estamos en presencia de una más que interesante patente que nos deja encontrarnos con una especie de dispositivo híbrido, es decir, un phablet como los anteriores Galaxy Note 3, Galaxy Note 4 y Galaxy Note 5, pero que se diferenciaría claramente de las generaciones anteriores, a partir de una especie de portátil en el que podríamos colocar este terminal, para que nos permita darle otro tipo de uso del habitual como smartphone.

Una de las principales curiosidades de lo que podemos ver en esta patente aparentemente relacionada con el Galaxy Note 6, tiene que ver con no solo podríamos acceder entonces al típico móvil con Android, sino que al incluirlo como parte de este equipo más grande, accederíamos al mismo tiempo al sistema operativo Windows 10 de Microsoft. Es decir, habrá una integración de ambos, aunque de forma en la que solo accederemos a Android con el terminal por sí mismo, y a Windows dentro de la estación de trabajo.

Para que esta idea de Samsung funcione en el Galaxy Note 6, o en cualquier otro de los terminales de la coreana que aparezcan en el futuro, no tenemos dudas de que la firma debería apostar por un equipo realmente poderoso. ¿Y qué podemos esperar entonces? Pues algunos creen que el nuevo procesador Exynos 8890 de Samsung podría ser capaz de correr Windows sin problemas, mientras que otras fuentes hablan de un procesador de 16 núcleos y 8 GB de RAM, que por supuesto es muy superior a lo que estamos acostumbrados.

Por otro lado, aunque claro que la tecnología que estamos mencionando parece demasiado avanzada, no podemos perder de vista al mismo tiempo que aún Samsung tiene mucho tiempo para terminar de desarrollarla. Esto tiene que ver con que si vemos lo sucedido con los anteriores Galaxy Note 4 y Galaxy Note 5, fueron presentados durante los meses de octubre del 2014 y agosto del 2015, así que no deberíamos esperar el Galaxy Note 6 para antes de la mitad del año que acaba de comenzar.

Y además de todo lo mencionado, seguro muchos se preguntarán, si el Galaxy Note 6 finalmente posee este sistema híbrido de avanzada, cuál podría ser su precio definitivo, en teoría mucho más elevado que el de sus antecesores. Pues bien, parece que no será así, porque se viene diciendo que podría ser comercializado por unos 850 euros en sus versiones de menor capacidad de almacenamiento interno. Aunque claro que luego a ello habrá que agregarle el costo del dock donde se colocaría, en torno a los 250 euros.

¿Te gusta esta idea de un Galaxy Note 6 con dock de trabajo y sistema operativo Windows adicional?